Ads Top

“No recuerdo cuándo fue la última vez que se bajaron los impuestos en la Argentina” (Ámbito)



• ENTREVISTA AL SECRETARIO DE INDUSTRIA, MARTÍN ECHEGOYEN
El funcionario sostuvo que este año el crecimiento del sector manufacturero será superior al 2%. Adelantó que se trabaja en un proyecto de ley para reducir el costo laboral en textiles y calzado.

Aunque la recuperación no es pareja, el secretario de Industria, Martín Echegoyen, confía en que el sector cerrará el año "con un crecimiento de la producción superior al 2%". Dentro de esta expansión señaló que las exportaciones crecen a un ritmo del "10% interanual" y que además se están "diversificando los destinos de la exportación". Según el funcionario, "la verdadera competitividad" se dará por la baja de impuestos, reducción de costos logísticos y desburocratización del Estado, entre otras medidas. "No recuerdo cuándo fue la última vez que se bajaron los impuestos en la Argentina", advirtió, para referirse a que el Gobierno eliminó los derechos de exportación a los bienes industriales, sancionó la ley pyme y actualizó los reintegros, entre otras medidas. Las que siguen son sus principales declaraciones.

Periodista: ¿En cuánto calcula que crecerá la producción manufacturera en el año?

Martín Echegoyen: Estimo que cerraremos el año con un crecimiento de la producción industrial superior al 2%. Lo que es importante destacar es que es un crecimiento muy difundido en la mayoría de los sectores que releva el INDEC, por supuesto con algunas variaciones mes a mes influidas por la estacionalidad de cada actividad y algunas heterogeneidades en el interior de cada sector. Otro componente novedoso es que crecen a un ritmo del 10% interanual las exportaciones industriales y estamos diversificando los destinos de nuestras manufacturas. La incipiente recuperación de Brasil es un dato importante.

P.: La recuperación es despareja, ya que sólo la mitad de los sectores relevados están por encima de los niveles de 2016. ¿Qué se puede esperar de los rezagados?

M.E.: La actividad industrial se consolida como motor del crecimiento económico con ya 6 meses de avance consecutivo. Es cierto que en el acumulado del año hay sectores que todavía están por debajo de 2016, pero la tendencia es clara y el desafío que tenemos es mantener este crecimiento por muchos años en forma sustentable. Específicamente en el caso de los sectores textil y calzado, que son a los que más les está costando recuperar, es fundamental que juntos podamos recorrer un proceso de incorporación de tecnología, de innovación en los modelos de negocio, y una apuesta por la diferenciación. Como gobierno estamos ayudando a las empresas con herramientas como el "ahora 3 y 6 cuotas sin interés" y estamos trabajando en un proyecto de ley para reducir el costo laboral en el sector y sostener la demanda y cuidar el empleo, que es lo que más nos preocupa. Ya estamos viendo algunas señales positivas en el interior del sector que desaceleran la caída durante septiembre.

P.: Los altos costos en dólares de los salarios argentinos y el bajo tipo de cambio alientan la incorporación de maquinaria en lugar de obreros. ¿Qué perspectivas ve para el empleo en la industria?

M.E.: Es cierto que la automatización, que es un fenómeno mundial, afecta la creación de empleo industrial. Pero también hay algunos casos que demuestran que no siempre es así. Toyota está permanentemente incorporando tecnología y sin embargo es una de las terminales que más empleo generó en el último año. Hace poco visité Reno, una empresa santafesina que incorporó algunos procesos automatizados y hoy exporta muebles de cocina a Estados Unidos, y eso es más producción y empleo. Se trata de un proceso que en verdad no es nuevo, y lo que se observa es que la mayor tecnificación de la producción puede destruir algunos empleos, pero crea otros. Sobre las perspectivas, con los niveles de crecimiento del nivel de actividad y de uso de capacidad instalada que venimos viendo, estimo números positivos de empleo durante los próximos trimestres, en la medida en que el crecimiento de la actividad económica se consolida y se va fortaleciendo el proceso de inversión.

P.: ¿Considera que el tipo de cambio está atrasado?

M.E.: Si tomo como punto de partida el inicio de nuestro Gobierno, hoy el tipo de cambio es más favorable. Pero hay que ser consciente de que la verdadera competitividad vendrá por la baja de impuestos (que ya comenzó), la simplificación del relacionamiento del Estado con el sector privado, la reducción de los costos laborales no salariales, los costos logísticos, la incorporación de tecnología y las propias mejoras que lleven adelante las compañías. Cuando asumimos, eliminamos las retenciones a las exportaciones industriales, en abril mejoramos los reintegros, que estaban congelados desde hacía 15 años. Hemos quitado múltiples trabas que existían para el normal desarrollo de las actividades económicas y para la inversión. Pero además de los temas estructurales, estamos trabajando con las empresas en temas menos visibles, pero centrales, como las tecnologías de gestión. Hicimos un acuerdo con el Gobierno de Japón que capacitará a 100 pymes argentinas en el método Kaizen de mejora continua.

P.: Además, se prevé que se incremente el ingreso de divisas de la mano de la inversión...

M.E.: Vamos a ser exitosos en el control de déficit fiscal y de la inflación, lo cual da más margen para mantener un tipo de cambio equilibrado. Más allá de eso, refuerzo la idea de que la verdadera competitividad se logra trabajando sobre los otros factores.

P.: ¿Cree que es firme la recuperación de Brasil??

M.E.: Brasil se está recuperando y eso es una muy buena noticia para la industria argentina. Creo que el aprendizaje igualmente es que tenemos que trabajar muy fuerte para abrir nuevos mercados para nuestras manufacturas. Durante el primer semestre la participación de Brasil en las exportaciones de vehículos fue del 63%, cuando en el mismo período de 2016 fueron del 73% y en otros años llegó a superar el 85%. Abrimos los mercados de Colombia y Egipto. Argentina se está convirtiendo en un polo exportador de pick-up para la región y estamos trabajando para mejorar la integración de autopartes locales que en los nuevos proyectos llega hasta el 40% (vs. un promedio histórico del 25% o 30%). Menciono este caso porque se trata de una industria muy representativa del vínculo con Brasil, pero como concepto esto debemos extenderlo a todos los sectores industriales.

P.: Muchos gobiernos han tenido un discurso positivo hacia la industria; ¿por qué esta vez hay que creer?

M.E.: Porque ya está ocurriendo. No recuerdo cuándo fue la última vez que se bajaron los impuestos en la Argentina. Apenas asumió este Gobierno eliminamos los derechos de exportación a los bienes industriales, sancionamos la ley pyme, actualizamos los reintegros. Las obras se están haciendo, se pueden ver. El Congreso sancionó una nueva ley de ART para bajar la litigiosidad laboral y laLey de Compre Argentino ya tiene media sanción. Eso ya es una realidad.

Fuente: http://www.ambito.com/904573-no-recuerdo-cuando-fue-la-ultima-vez-que-se-bajaron-los-impuestos-en-la-argentina

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.