Ads Top

Seduciendo al capital: Macri viaja a Nueva York para promocionar ante inversores sus reformas laboral e impositiva (iProfesional)



El Presidente y su comitiva tendrán una agenda caliente en EE.UU. La misma incluye múltiples reuniones con inversores, empresarios y representantes de Wall Street. El plan es mostrar las dos principales "garantías" que le exigían: consolidación del proyecto político y profundización de reformas

Ahora sí. Como a un delantero que se le niega el gol una y otra vez, Mauricio Macri está decidido a capitalizar su victoria en las urnas y lo hará con un viaje de alto impacto mediático. 

Será una gira relámpago hacia Nueva York, donde durante dos jornadas se reunirá con varios "peso pesados" de Wall Street y tendrá la oportunidad de disertar ante varios CEO de multinacionales. 

La realidad es que el Presidente ya había encarado personalmente otros road show para mostrar los beneficios y las oportunidades de la "nueva Argentina".

Sin embargo, cada vez que el jefe de Estado y el equipo económico se embarcaron en una misión internacional, parecía que siempre le "corrían el arco". 
Cuando a comienzos de 2016 inició su periplo en Davos, el mandatario recibió sonrisas afectuosas y palmadas en la espalda, pero esa acogida y las felicitaciones por volver a poner a la Argentina en el mapa, luego no se tradujo en una lluvia de inversiones.

Posteriormente, a bordo de una "diplomacia presidencialista", una estrategia que volvió a poner a Macri al frente de varias comitivas más, la euforia inicial fue bajando y los inversores comenzaron a exigirle "garantías" de que su proyecto político tenía bases sólidas en el electorado y que no era una simple alternancia previa al regreso del kirchnerismo al poder. 

Convencido en hacer llegar el mensaje, en más de una oportunidad ante interlocutores del exterior, el propio mandatario se encargó de celebrar "el fin del populismo". 

Sin embargo, faltaban más señales. La buena performance en las PASO y la ratificación en las elecciones generales de fines de octubre, le dieron ese espaldarazo que tanto necesitaba y que los inversores le venían reclamando. 

Parecía que los "planetas financieros" se alineaban para Cambiemos. Pero, como les sucede a los delanteros en una racha complicada, el arco se volvió a correr cuando los inversores de Wall Street, tras las felicitaciones por el resultado obtenido en las urnas, le pidieron otra "condición" para profundizar su estrategia por el país: acelerar a fondo con la agenda de reformas y avanzar con cambios estructurales. 

Por eso, tras el anuncio del proyecto de reforma impositiva y laboral, y luego de darse a conocer los primeros esbozos de una estrategia para limitar el poder sindical y hasta de depurar la nómina de gremios, Macri siente que ahora sí es el momento.

Incluso, fuentes cercanas al armado de la agenda del Presidente, reconocen abiertamente el leit motiv del viaje oficial: "El objetivo es difundir el escenario argentino para las inversiones y las reformas económicas que se plantean a partir de ahora, que son las que se anunciaron esta semana", afirmaron a iProfesional. 

En diálogo con este medio, el economista jefe de la consultora Research for Traders, Gustavo Neffa, señaló que “lo que estamos viendo es el inicio del ´segundo tiempo´ para el Gobierno, tras quedar fortalecido por el empujón electoral, y esto es lo que saldrá a vender en Nueva York". 

Hay dos necesidades primordiales, según el experto: 

• Por un lado, “capitalizar el buen contexto que están transitando los activos argentinos, de cara a un 2018 en el que va a haber una necesidad enorme de fondos para hacer frente a vencimientos de capital por una cifra equivalente a u$s30.000 millones”. 

• En paralelo, “está la cuenta pendiente de comenzar a recibir más inversiones en la economía real. Los cambios impositivos y laborales buscan seducir al capital internacional tras meses sin lograr grandes resultados. En septiembre, por ejemplo, de los u$s2.000 millones que ingresaron, el 95% fueron divisas para inversiones de portafolios”. 

Tal como consignara iProfesional, los principales bancos y fondos con base en la ciudad de New York celebraron al instante la victoria política de Cambiemos. 

Sin embargo, los inversores quieren ver “hechos concretos" en materia de manejo del déficit y a nivel reformas impositivas y laborales, antes de hundir su capital en el país. 

Tras el golpe de efecto que dejaron las urnas, desde Standards & Poors, señalaron que “la expectativa de los inversores es que el Gobierno aproveche el mandato para reducir el gradualismo fiscal”. 

“Las inversiones privadas directas sólo van a llegar cuando haya certeza de que los desequilibrios macroeconómicos son menores y manejables”, agregaron. 

No fue casual que este jueves, 48 horas antes de viajar, el Presidente participara de un encuentro para disertar ante referentes de la City, en el que dio un fuerte espaldarazo al plan presentado por Dujovne. 

"Necesitamos crecer en forma constante sobre bases sólidas. Y en esta búsqueda de crecimiento hace falta inversión y tener reglas de juego inteligentes”, apuntó. 

Un road show con la vista puesta en Wall Street
Según fuentes de cancillería, Macri partirá rumbo a Buenos Aires este sábado por la noche.

Estará acompañado por el ministro de Finanzas, Luis Caputo y el canciller Jorge Faurie, entre otros funcionarios. 
Además fueron confirmados tres gobernadores peronistas: el entrerriano Gustavo Bordet y el sanjuanino Sergio Uñac, alineados con el Gobierno, y el cordobés Juan Schiaretti, más allá de los cortocircuitos que se generaron en plena campaña electoral. 

La agenda de Macri estará cargada de actividades y muy comprimida. A punto tal que hasta el jueves por la noche, desde Cancillería afirmaban que “no está cerrada y pueden sumarse más actividades”. 

Los puntos más sobresalientes de este rally incluyen: 

1. Participación en un evento organizado conjuntamente por el Council of Americas y el fondo de inversiones Black Rock sobre oportunidades de negocios en la Argentina. 

De hecho, los organizadores del evento destacaron en la convocatoria que “después de menos de dos años en el cargo, la administración del presidente Macri ha avanzado rápidamente para normalizar las relaciones con el mundo, impulsando importantes reformas económicas para alentar el crecimiento económico”. 

Entre los oradores confirmados figuran el titular del BCRA, Federico Sturzenegger; Eduardo Elsztain, CEO de IRSA; Marcelo Mindlin, CEO de Pampa Energía y altos directivos de HSBC y Rivertwood Capital Partners, entre otras compañías. 

Claro que uno de los nombres más fuertes es Laurence Fink, titular y fundador del fondo BlackRock, el fondo de inversiones más grande del mundo, con más de u$s55.000 millones de capitalización e inversiones en un multifacético abanico de sectores. 

Apple, Alphabet, Microsoft, Facebook, Banck of America, Visa, Wells Fargo, IBM, Aamzon, Disney, Chevron, ExxonMobil, Coca Cola, Sturbucks y McDonald´s son algunas de las empresas en las que posee participación. 

“Ante ese auditorio se va a difundir el escenario argentino para las inversiones y se van a detallar las reformas económicas”, señalaron fuentes cercanas a la organización. 

La “hoja de ruta” contempla que Macri y Fink (que ya mantuvieron encuentros previos) tengan un mano a mano y no se descarta que haya algunos anuncios. En los rubros energía e infraestructura es en donde amaga con poner el foco desde hace unos meses. 

2. Encuentro bilateral con el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres.

“Allí se va a tratar el tema de la organización de la Cumbre del G20 en Buenos Aires y la próxima presidencia de la Argentina”, apuntaron. 

El G20 es “el” evento internacional del año que viene y Macri está decidido a utilizar esta enorme vidriera para seguir “evangelizando” sobre los cambios de la Argentina. 

3. El Presidente será orador de un desayuno con CEO de empresas en el Consejo Empresarial para el Entendimiento Internacional (BCIU). Está bajo análisis la realización de un encuentro con miembros de la Cámara de Comercio argentino-estadounidense.

4. Macri realizará una visita a la Bolsa de Wall Street. Se trata de la segunda visita luego de que en septiembre de 2016 se entrevistara con los miembros de la junta directiva del NYSE. 

5. Participará de una cena con miembros y empresarios de la comunidad judía de Nueva York. El anfitrión será nada menos que Jack Rosen, un millonario que fue clave en la campaña presidencial de Hillary Clinton. 

6. El jefe de Estado tiene previsto asistir a los cuarteles centrales de la agencia Bloomberg, donde le harán una entrevista. 

7. Por confirmar: está gestionándose un encuentro a puertas cerradas con Jeff Bezos, de Amazon, luego de que el gigante del comercio electrónico haya anunciado su desembarco en la Argentina. 

Además, está en carpeta un posible mano a mano de unos minutos con quien fuera tres veces alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg. 

En paralelo, fuentes oficiales descartaron la posibilidad de contactos con altos funcionarios de la Casa Blanca. 

“No hay pautadas reuniones políticas con funcionarios importantes del Gobierno de EE.UU., como Donald Trump, o el secretario de Estado, Rex Tillerson, que van a estar de gira por el exterior”, señalaron. 

Atentado y biodiésel, como telón de fondo
Fuentes oficiales marcan un aspecto no menor: la estadía de Macri va a coincidir con dos hechos de alto impacto para la Argentina. 

Uno será la repatriación de los cuerpos por parte de los familiares de las víctimas del atentado de Nueva York y otro tema es la inminente resolución del gobierno estadounidense sobre el conflicto por el biodiésel, que se daría entre el lunes y el martes. 

Los productores estadounidenses pretenden que el macrismo aplique retenciones a este derivado de la soja (cuyos derechos de exportación van bajando del 5% al 0%). 

El fuerte lobby de los empresarios de ese país pretende imponer una tasa del 27%, mientras que los productores locales, junto con el macrismo, apuntan a que las retenciones no superen el 15%. 

“La negociación viene difícil. Se están haciendo todos los esfuerzos pero los peticionantes (la National Biodiesel Board) se han puesto en una posición muy dura frente al Departamento de Comercio”, apuntaron fuentes de Cancillería a iProfesional. 

El lunes 6 de noviembre está prevista una definición final sobre este tema por parte del gobierno estadounidense. Es clave, porque de es medida depende un negocio que supo estar valuado en casi u$s1.200 millones anuales. 

Pero la misión argentina por el "bio" –liderada por Horacio Reyser, secretario de Relaciones Económicas Internacionales, y Miguel Braun, secretario de Comercio- buscará llegar a un acuerdo preliminar “no definitivo” con los EE.UU. y las empresas privadas que permita alargar plazos para continuar negociando.

Fuentes oficiales aseguraron que el Gobierno argentino no quiere llegar al extremo de presentar una demanda ante la OMC, porque esto "perjudicaría las relaciones bilaterales".

En paralelo, voceros indicaron a iProfesional que seguramente esté presente en algún momento el tema del atentado terrorista, en el que murieron cinco ciudadanos argentinos. 

Poco después de los sucesos, Tillerson se comunicó por teléfono con Faurie y además de transmitirle condolencias, valoró como un gesto positivo que Macri haya mantenido la decisión de viajar a Nueva York.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/258231-wall-street-inversiones-mauricio-macri-bancos-renta-financiera-reforma-tributaria-reforma-laboral-Seduciendo-al-capital-Macri-viaja-a-Nueva-York-para-promocionar-ante-inversores-sus-reformas-laboral-e-impositiva

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.