Ads Top

Industria a media máquina (Página 12)



El sector manufacturero todavía no alcanzó a recuperar la pérdida sufrida en 2016. La utilización del equipamiento disponible promedió 64,5 por ciento con el actual gobierno y fue de 68,7 en el último año del kirchnerismo.

La industria es uno de los principales sectores afectados por el modelo económico. La producción manufacturera volvió a mostrar una floja performance en octubre, según las estimaciones de las consultoras privadas. El índice industrial de Fiel arrojó una baja del 2,7 por ciento respecto de septiembre. Los picos de producción que se alcanzaron en 2015 no consiguieron recuperarse a casi dos años de gestión. La estimación de actividad industrial de Orlando Ferreres precisó que en octubre el sector manufacturero se ubicó un 2,5 por ciento por debajo de los niveles alcanzados en igual mes de 2015.
El Centro de Economía Política (CEPA) aseguró que “la caída del poder adquisitivo de los salarios, el aumento de los costos internos, por la suba de los combustibles y de las tarifas, y el alto nivel de la tasa de interés son elementos centrales que generan serios problemas para la sustentabilidad del sector industrial”. El informe detalló que “a estas trabas para el desarrollo manufacturero se suma la fuerte apertura importadora y el aumento del déficit comercial. Se trata de un doble golpe para la rama industrial, puesto que a la baja del consumo se le suma el desplazamiento de la producción nacional por el avance de los bienes importados”.

En el informe de CEPA al que accedió este diario se detalló que el promedio de la capacidad instalada de la industria entre enero de 2016 y agosto de 2017 se ubicó en 64,5 por ciento. La cifra fue del 68,7 por ciento entre enero y octubre de 2015. “Se trata de un indicador que es un termómetro de los niveles de actividad. Si bien es sensible a las variaciones estacionales en la producción, se puede apreciar una sub utilización de la capacidad instalada. Los motivos son la retracción del consumo que genera aumentos de stocks que llevan a ralentizar la producción y que el horizonte productivo sea de menor volumen por la falta de demanda”, apuntó el informe.

El empleo de la rama industrial es una de las principales variables del sector con mayores tensiones. Desde el primer trimestre de 2016 hasta igual período del 2017 hubo una caída de 53.451 puestos de trabajo. El documento del Centro de Economía Política indicó que, según datos de la cartera laboral, los puestos de trabajo registrados sumaban 1.290.000 individuos a finales del 2015, una cifra que se redujo a menos de 1.240.000 trabajadores formales. “La destrucción del empleo manufacturero no puede evitarse. Es un resultado directo de este modelo económico”, apuntó. 

El trabajo del CEPA se concentró en el incremento acelerado de las importaciones. “La apertura importadora es uno de los principales problemas con los que se topa el desarrollo de la industria manufacturera nacional, con la particularidad de que las Pymes son las más afectadas por este proceso”, planteó. El documento precisó cuáles fueron los sectores con mayor aumento acumulado de importaciones en los últimos dos años. La importación de la rama de textiles terminados marcó un avance de 56,5 por ciento a partir de 2016, mientras que calzado lo hizo al 43,4 por ciento, muebles al 41,5 por ciento, automotriz al 39,9 por ciento y juguete al 34,0. 

En el informe se realizó un análisis detallado de qué es lo que ocurre en el sector de los autos, una actividad con importante tracción para el mercado interno. Se precisó que, en los primeros nueve meses de este año, las importaciones del complejo automotriz se ubicaron en 10.057 millones de dólares, cuando la cifra había sido 7.667 millones en igual período de 2016 y de 7.048 millones en 2015. 

“Al realizar una clasificación al interior del complejo, distinguiendo entre autopartes, bienes intermedios y vehículos terminados, se observa un sostenido incremento de la importación de los bienes finales. Entre 2015 y 2016 el aumento superó el 33 por ciento, mientras que entre 2016 y 2017 fue de 44 por ciento”, señaló CEPA. El dato interesante es que en 2015 se exportaron más autopartes que vehículos terminados (3871 millones de dólares en autopartes contra 3177 millones de bienes terminados), mientras que este año se invirtió la proporción (3942 millones de autopartes contra 6115 millones de terminados).

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/80511-industria-a-media-maquina

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.