Ads Top

Sturzenegger lanzó su "código de ética" en el Central: prohíben a empleados invertir en Lebac y acciones de los bancos (iProfesional)



Está en el marco de unos cambios que viene impulsando el número uno del Central en términos de transparencia y gestión. Críticas de la comisión interna por haber publicado los sueldos de los empleados. También limita las apariciones mediáticas de los funcionarios en redes sociales

En medio de una batería de cambios que está llevando adelante Federico Sturzenegger, con el fin de "estandarizar" ciertas cuestiones internas en el Banco Central, es que se presentó el flamante "código de ética" que regirá para los 2.600 empleados que tiene la entidad. 

El martes este documento de doce páginas, que según se supo está en revisión y por ende podría sufrir modificaciones, fue enviado por correo interno al personal como el nuevo manual mediante el cuál deberían regirse. No sólo eso, sino que se creará un Comité de Cumplimiento compuesto por cinco funcionarios entre los que está el Gerente General y mano derecha de Sturzenegger, Mariano Flores Vidal.

Entre lo más destacado sobresale que ningún empleado del banco (no sólo la cúpula como se pensó originariamente) podrá operar con bonos o acciones de los bancos ni con ningún instrumento emitido por el Central, como las Lebac.
El paper dice que "deberán abstenerse de efectuar operaciones con acciones o cualquier otro instrumento representativo de capital social de entidades reguladas y/o fiscalizadas por el banco, por cuenta propia o de terceros, y de informar o dar recomendaciones directa o indirectamente a terceros para realizar ese tipo de transacciones".

Hay que recordar que el vicepresidente del Central, Lucas Llach, poseía acciones de Grupo Financiero Galicia desde enero de 2013, antes de asumir como funcionario del ente regulador.

A pesar de ser director en el BCRA, Llach no se desprendió de esa tenencia en 2016 y durante ese año ganó un 21% con el cambio en la valuación de la acción. Sin embargo, él mismo aclaró en su cuenta de Twitter que, aunque era legal, en 2017 decidió vender sus acciones para evitar suspicacias.

Más rápido de reflejos, el mismo Sturzenegger, que tenía ONs de Banco Macro y de Irsa (que tiene una participación en el Hipotecario) al comenzar 2016, se desprendió de esas tenencias durante el primer año de su gestión al frente del BCRA.

Además, destaca como "operaciones especialmente desaconsejables" a las realizadas por cuenta propia o de terceros, con letras, notas, bonos o cualquier instrumento emitido por el Banco Central Argentina "y/o informar o dar recomendaciones directa o indirectamente para realizar ese tipo de transacciones como así también las operaciones o negociaciones a corto plazo, con fines especulativos, sobre cualquier título, valor o instrumento financiero".

Lo que vino a hacer el Central es acercar a lo que está contemplado en la Ley de Ética Pública que sí funciona por las funcionarios del Gobierno nacional. 

En otro párrafo interesante, el banco pone límites a la exposición de los funcionarios en los medios, ésto considerándose también a las redes sociales. Viene a ser un tiro por elevación al vicepresidente y asiduo twittero Lucas Llach, quien debate abiertamente con economistas y operadores por la red social.

Las opiniones que vierte Llach son claramente tomadas por el mercado como la palabra oficial del Central acerca de varios temas de la política monetaria y financiera. 

"Los destinatarios deberán abstenerse de efectuar declaraciones, publicaciones en las redes sociales de carácter público u opiniones personales que pudiesen interpretarse como comentarios oficiales. Toda actividad de los destinatarios de tipo particular -no vinculado con sus tareas o los servicios prestados a esta entidad- que se lleve a cabo por cualquier medio de difusión deberá realizarse a título personal sin invocar el nombre de la Institución", reza el documento.  

También, y teniendo en cuenta el escándalo de nepotismo que empapó a varios hombres del Gobierno (con Jorge Triaca a la cabeza), el Central trató de encapsular esta cuestión el ítem "conflicto de intereses".

Allí dice que no podrán ejercer la supervisión directa o indirecta de un familiar. "Si dos personas en relación de supervisión adquiriesen parentesco mientras se encuentra al servicio de la institución, se reasignará a uno de ellos", dice. Pero no prohíbe, como sí lo hizo el Ejecutivo, que haya parientes de los altos mandos en la entidad desempeñando funciones. 

El "código de ética" viene en un contexto en donde la administración de Sturzenegger busca acomodar ciertas cosas en la entidad. No cayó bien que haya publicado los sueldos de los empleados y se conociera que -por ejemplo- los choferes del presidente del Central cobraba más de 150.000 pesos mensuales. 

La comisión interna del Central pegó panfletos en la entidad criticando la actitud del presidente del Central. "Como no podía explicar su fortuna tuvo que exponer a todos los trabajadores del banco para confundir y salvarse", rezaba un afiche que estaba en la entrada de Reconquista 266.

Lo cierto es que Sturzenegger incluso viene impulsando un ajuste en la entidad, tal como pidió Mauricio Macri en el Estado. En rigor, lo hizo antes de los anuncios presidenciales. 

Entre lo más destacado se encuentra que en el transcurso del 2017 se fijaron nuevos límites para los salarios del cuerpo directivo, implicando una reducción de 15% para el presidente, los directores y los síndicos. En la misma decisión se estableció que para el año 2018 no se efectuará ningún aumento para éstas mismas autoridades.

-Por otro lado, se ajustó la estructura orgánica del BCRA sin resentir su funcionamiento "dentro de un marco de mayor eficiencia", de 147 puestos gerenciales en el año 2015 a 132 en el 2017, es decir una reducción de cargos del 10,38%.

-Consecuentemente con lo anterior se redujo la dotación de personal de 2808 empleados en el año 2015 a 2584 en el año 2017, lo que significa una reducción del 8%.

-Otro de los gastos significativos que se redujeron drásticamente son los relacionados con viajes de los funcionarios al exterior. Es así que, como principio general, sin distinción de jerarquías los viajes al exterior se realizan en categoría turista; a su vez, se modificó la escala de viáticos estableciendo un único valor para todas las jerarquías (incluyendo a todos los miembros del directorio), correspondiendo éste al menor nivel de asignación según Decreto 280/95 del PEN
-Asimismo, a través de la resolución de presidencia 10/17 se estableció una nueva política para los asesores del directorio al dejar sin efecto los aumentos automáticos de sus honorarios, estableciendo que tampoco le son de aplicación conceptos que solo se les reconocen a los empleados bajo convenio

-El BCRA, en cumplimiento de la ley 27.275 de Acceso a la Información Pública, ha publicado en su página web la nómina total de su personal y sus escalas salariales, entre otros datos

-El presupuesto del BCRA de 2017 ha tenido una fuerte reducción con respecto al año anterior ($8.628 millones en 2017 versus $11.480 millones en 2016). Entre otros factores de ahorro, se registró una significativa baja en los gastos de impresión de billetes y en gastos de personal

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/263045-banco-central-lebac-bonos-empleados-acciones-banco-federico-sturzenegger-empleado-letras-comite-Sturzenegger-lanzo-su-codigo-de-etica-en-el-Central-prohiben-a-empleados-invertir-en-Lebac-y-acciones-de-los-bancos

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.