Post Top Ad

24 ago. 2018

Del auto corporativo al reintegro de la tarjeta SUBE: por la inflación, se amplían los beneficios para empleados

Más de 30 firmas ya utilizan el servicio que se lanzó solo hace un mes. Otra de las estrategias para paliar aumentos en la nafta y el transporte público

No pasó mucho tiempo desde que comenzó a extenderse cada vez más el beneficio de auto corporativo para ejecutivos y gerentes de alto rango en las empresas argentinas.

Hasta el día de hoy, permanece en todos los rankings como uno de los "perks" más valorados por los talentos, y un importante factor de retención y atracción de parte de las compañías para su personal jerárquico.

Fuera de eso, los responsables de RR.HH. aplicaron otras modalidades para facilitar el traslado de sus mandos altos y medios entre el lugar de trabajo y el hogar. Una de ellas fue, a medida que cada vez más familias se mudaban a barrios cerrados y countries en las afueras de la ciudad, el reintegro de gastos en combustible y/o de peajes. Además, creció la implementación de días de home-office.

Actualmente, según el último relevamiento de la consultora Willis Towers Watson –realizado a más de 270 empresas en los primeros días de agosto- incrementar el monto de "car allowances" fue una de las estrategias más elegidas para minimizar el impacto de la inflación en el bolsillo del personal fuera de convenio.

"Hoy en las empresas grandes, el gerente general, sus reportes y gerentes senior tienen auto compañía. Y algunas firmas grandes y medianas, que antes llevaban el beneficio hasta el nivel de directores, lo extendieron hasta el de gerentes. Es algo que se viene dando en los últimos 10 años, donde la prevalencia ha ido cambiando. Creció la cantidad de empresas que lo bajaron un nivel más de lo que lo tenían inicialmente", detalló Marcela Angeli, directora de Gestión de Talento y Compensaciones de WTW en Argentina.

En ese marco, la consultora distinguió que cuando el vehículo pertenece a la empresa, generalmente ésta cubre todos los gastos, incluyendo el seguro y los peajes. Pero en los casos en los que se les reembolsan la inversión de traslado a los gerentes o se les reconoce una suma con ese fin, eso depende del monto mensual que define la gestión. 

Y por otra parte, de acuerdo a la mencionada consultora, las empresas ahora reconocen un monto promedio de $7,97 por kilómetro recorrido cuando el empleado utiliza su propio vehículo para cuestiones de trabajo.

El incremento en esos montos fue una medida inevitable, luego de que los combustibles aumentaran hasta un 50% -en el caso de las líneas Súper- en los últimos 12 meses. Los expendedores estiman que el valor se incrementará otro 15% en lo que resta de 2018.

Subas en colectivos y trenes

El transporte público también se subió a la ola del alza de tarifas. El pasaje mínimo de colectivo se multiplicará 30% entre agosto y octubre, a razón de $1 por mes, mientras el de tren lo hará entre 29,6% y 69,2% en el mismo período.

Además, todo ocurre en un año en el cual los sueldos quedarán varios puntos por debajo de la inflación, algo que incluso el FMI pareciera admitir cuando entiende que este año el índice de precios se ubicará por sobre el 32% que acordó con el gobierno nacional tan solo meses atrás.

En ese marco también es que surgió un nuevo beneficio que las empresas pensaron para quienes no ascienden a cargos ejecutivos y ven cómo mes a mes es mayor el costo de trasladarse todos los días a la oficina. Se trata de la subvención de la tarjeta SUBE.

"Es uno de los puntos que salió dentro de la encuesta flash que hicimos en agosto, pero no es una práctica habitual ni una tendencia de mercado todavía. Es algo incipiente que se empezó a ver este año", dijo Angeli a este medio.

La directiva de WTW aseguró que no se tienen muchos detalles aún sobre las características que tiene este beneficio en las organizaciones que lo aplican pero, "si tengo que pensar en una razón de ser, entiendo que es parte de la búsqueda de alternativas para paliar el impacto de la inflación en los incrementos salariales". 

No por nada en julio pasado la tarjeta y la red que dependen del Ministerio de Transporte de la Nación comenzaron a ofrecer oficialmente un servicio corporativo que se llama Carga Empresas, y permite que los responsables del personal en compañías y Pymes abonen un saldo determinado en los plásticos de los empleados.

Según confirmaron desde esa cartera a iProfesional, ya son tres las empresas que mensualmente recargan los plásticos de los empleados, y otras 30 sumaron puntos para acreditar recargas electrónicas en el lugar de trabajo.

Firmas de tecnología, de alimentos y consumo masivo, bancos y seguros son las que ya adoptaron este nuevo sistema, detallaron.

"Buscamos facilitar constantemente la experiencia de carga a los usuarios y desde hace un mes anunciamos la posibilidad de convertir los espacios de trabajo en puntos de carga. Esos pagos mensuales no tienen costo adicional para las empresas y dependiendo de la cantidad de empleados, se determina el tipo de dispositivo más conveniente para ello", dijo a este medio Fernando De Angelis, jefe de desarrollo de Redes de Carga Electrónica de SUBE.

"Creemos que a través de las organizaciones podemos llegar a muchas personas que viajan diariamente en transporte público desde las 36 localidades en las que está SUBE. Y a la vez, los empleadores brindan un beneficio atractivo a sus equipos", prosiguió el funcionario del ministerio que dirige Guillermo Dietrich.

Fuente: http://www.iprofesional.com/management/276314-willis-towers-watson-carga-electr%C3%B3nica-guillermo-dietrich-Del-auto-corporativo-al-reintegro-de-la-tarjeta-SUBE-por-la-inflacion-se-amplian-los-beneficios-para-empleados

No hay comentarios.:

Publicar un comentario