Post Top Ad

16 ago. 2018

La inflación de julio fue del 3,1% y este año cerraría en torno de 35% (La Nación)

El alza del dólar y de las tarifas de servicios públicos pega en los demás rubros pese al parate económico por las altas tasas y el bajo consumo; creen que en septiembre se superará el techo comprometido con el FMI

El movimiento del dólar ya se filtra en los precios. En julio, la inflación fue del 3,1%, con un significativo aumento en los alimentos, que se sumó a las alzas del combustible, de productos dolarizados -electrónicos y electrodomésticos, entre otros- y de los precios que suben en las vacaciones de invierno. En lo que va del año, la inflación acumula un avance del 19,6% y en doce meses suma 31,2%. Los analistas creen que agosto volverá a tener una base elevada y que el año terminaría cerca del 35%, valor que supera lo acordado con el FMI .

De acuerdo con el dato del IPC Nacional, que difundió el Indec ayer por la tarde, la inflación núcleo -que excluye los precios regulados y los estacionales- fue de 3,2%, casi un punto por debajo del 4,1% de junio pasado, pero bien por encima del promedio de 1,3% que llegó a mostrar a mediados del año pasado, cuando el dólar aparecía atrasado. La relativa desinflación frente a junio fue la única buena noticia que lograron rescatar algunos economistas consultados, pese a que el nuevo escenario de volatilidad del tipo de cambio los volvía pesimistas sobre el futuro.


La inflación núcleo -que es la que observa de cerca el Banco Central para decidir su política de tasa de interés -acumula 19,7% en lo que va del año y 28,7% si se la compara con julio del año pasado.

Los capítulos que concentraron los mayores aumentos del mes pasado fueron transporte, que subió 5,2% (principalmente por el alza de combustibles); recreación y turismo, que avanzó 5,1% como consecuencia de los precios de las vacaciones de invierno; equipamiento del hogar, un 4,2% por el aumento de los valores de los electrodomésticos (bienes con un alto grado de componentes dolarizados), y alimentos, que subieron un 4,1%. Entre todos aportaron 2,2 puntos porcentuales de la suba, 72% del aumento total del IPCna.Según escribió ayer en un informe la economista de la consultora privada LCG Melisa Sala, fuera de los rubros que concentran bienes y servicios regulados (como electricidad, gas y agua, o transporte y comunicaciones), los precios de los alimentos son los que registraron la mayor suba interanual: 31% en el promedio nacional.

Este mes, en tanto, volverá a mostrar una base elevada de inflación ya que coincidirán aumentos puntuales, como la suba de electricidad (24%), combustibles (6%), prepagas (7,5%), servicio doméstico (12%) y transporte público de pasajeros (colectivos y trenes, un 10%; subte, 67%), que se licuará parcialmente porque empezó a aplicarse a mitad de mes, pero dejará un arrastre para septiembre. Estas subas ponen un piso de inflación de 1,5% para el próximo mes.

"El reciente repunte del tipo de cambio podría adicionar presión sobre los precios de agosto y, dado el usual rezago del traslado de la devaluación, también a los de septiembre. Sin embargo, el apretón monetario del BCRA, con promesa de tasas al 45% hasta octubre, y el efecto recesivo que esperamos para los próximos meses podrían no convalidar una disparada de los precios", escribió Sala. Para fin de año, LCG prevé un alza de 34%.

Cumplir la meta del FMI de 27% anual a diciembre demanda una desaceleración a 1,2% por mes en los próximos cinco meses. No perforar el límite superior de la banda externa de la meta (32%) exige una desaceleración a 2,1% mensual.

"En los próximos meses vas a pasar el 32% interanual y tenés aumentos en el dólar y en los precios mayoristas que aún no se trasladaron a los precios al consumidor", argumentó Martín Kalos, director de EPyCA Consultores. "Si la inflación no es más alta es porque la recesión impide trasladar los aumentos de costos a las ventas", dijo, y cerró: "Estamos cerca de la meta acordada con el FMI, por lo que la política económica deja de ser evaluada por el FMI para ser autorizada. El futuro es preocupante".

"El piso para agosto ya es 2,5% y puede estar rozando 3%, y ya alcanzaría 32,5% en agosto superando el desvío máximo permitido por el FMI para la pauta de septiembre", dijo Lorenzo Sigaut Gravina, director de Ecolatina. "Para peor, ya es probable que el año se acerque más a 35% que a 30%. Proyectamos 34%", cerró.

"El traspaso del aumento del dólar es un proceso continuo que se va filtrando. En julio se vio en alimentos y equipamiento. Pero también se verá en el aumento de las tarifas de servicios", estimó.

"Este mes [agosto] viene complicado", dijo Federico Furiase, economista jefe de EcoGo. Estamos en un piso de 3%, ya que tenemos un impacto directo de 1,2 puntos en nuestro índice por subas en naftas, electricidad, prepagas y transporte, más un arrastre de 1,1 que dejó la inflación en alimentos de julio, lo que dejaría la interanualidad de agosto en un piso de 33,3%", dijo.

"Va a ser complicado que dé 32% o menos. Con la dinámica actual y los aumentos de regulados anunciados, difícil lograr un promedio mensual por debajo de 2%, que es lo que necesitaríamos. Nosotros estábamos en 32,5% y ahora corrigiendo a 33%", afirmó Gabriel Caamaño, de la consultora Ledesma.

En el Gobierno, en tanto, no se estresan por la banda de desvío máxima acordada con el FMI. "Esto es como el flaco que estudió para diez y le fue mal en el examen. Estamos dando todas las señales para bajar la inflación. El Fondo nos va a apoyar", se esperanzaron.

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/2162826-la-inflacion-de-julio-fue-del-31-y-este-ano-cerraria-en-torno-de-35

No hay comentarios.:

Publicar un comentario