Post Top Ad

2 ago. 2018

Puerta giratoria entre Estado y sector privado (Página 12)

Varios ministros, la mitad del gabinete, siguen figurando con cargos en empresas privadas, pese al evidente conflicto de intereses que supone esa doble pertenencia. Un estudio revela la aceitada articulación entre elites económica y política.

La mitad de los ministros de Mauricio Macri figuran de los dos lados del mostrador, son funcionarios públicos y mantienen participaciones en distintas empresas privadas. No son los únicos: existen 269 funcionarios que ocupan 890 cargos en firmas locales y extranjeras. En el relevamiento realizado por el Observatorio de las Elites Argentinas al que accedió PáginaI12 figura el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, como autoridad en cuatro empresas vinculadas al negocio familiar de comercialización de vehículos. En una situación similar se encuentra el flamante titular de Energía, Javier Iguacel. El funcionario que aparece en los Paradise Papers vinculado a su paso por Pluspetrol, una petrolera de capitales argentinos donde se desempeñó hasta mayo de 2015, mantiene participación en tres firmas argentinas. La investigación que permite identificar potenciales conflictos de interés y posibles casos de captura de la decisión estatal revela además a 7 miembros del equipo de la Presidencia, 32 altos funcionarios de diversos organismos y 6 autoridades de entes de regulación. 

La investigación del Observatorio de las Elites Argentinas que depende del Instituto del Altos Estudios Sociales de la Universidad Nacional de San Martín no solo evidencia la existencia de una aceitada articulación entre elites económicas y políticas sino que permite identificar los cambios cualitativos y cuantitativos observados a partir de diciembre de 2015. La magnitud, extensión y visibilidad adquirida por la presencia de funcionarios con trayectorias laborales en grandes compañías y participaciones en empresas privadas a partir de la llegada de Cambiemos a la Casa Rosada es inédita en la historia. “El grado de exposición a los conflictos de interés es elevado y atraviesa a todo el gobierno nacional”, enfatiza la socióloga Ana Castellani que estuvo a cargo de la investigación.

Los registros de la Inspección General de Justicia utilizados para el relevamiento fueron procesados por la plataforma digital Socios.Red. El listado de ministros muestra al flamante ministro de la Producción, Dante Sica, como director en Peugeot Citröen. Desde la cartera aseguraron a este diario que el funcionario dejó su lugar en la automotriz a comienzos de junio cuando ingresó al gobierno de Mauricio Macri. No se trata de un error en la investigación. El reporte se abasteció de los datos actualizados de la IGJ que depende del Ministerio de Justicia y los autores constataron que se trata de “cargos vigentes”. 

Sin embargo, el informe realizado por la socióloga Ana Castellani reconoce que, en algunos casos, es probable que los funcionarios no mantengan esas participaciones en la actualidad. La permanencia en los registros públicos aun cuando hayan presentado sus renuncias respondería a que las empresas no realizaron la diligencia ante la IGJ o, si lo hicieron, no quedó registrado. “El licenciado Sica fue director externo de nuestra empresa hasta el 8 de junio. El proceso nunca es automático, pasa lo mismo con otros directores que ya no están”, explicaron desde la automotriz ante las consultas de PáginaI12. En la cartera que encabeza Sica existen 16 funcionarios que figuran como directores, socios, representantes y autoridades de empresas privadas. La cifra es superada por otros tres ministerios (Energía, Modernización y Desarrollo Social) donde existen más de 20 oficiales de cada dependencia que tienen participación en distintas compañías.

Haber renunciado a un cargo en el sector privado no bloquea la existencia de conflictos de interés. Castellani explica que existen diversos mecanismos mediante los cuales las elites económicas intentan incidir en la decisión estatal. Uno de ellos es la llamada puerta giratoria que alude al paso de personas por altos cargos en el sector público y privado en diversos momentos de las trayectorias laborales. “Más allá de su encuadre jurídico como situaciones que configuran potenciales conflictos de interés; la puerta giratoria y el lobby son formas de articulación entre las elites económicas y políticas que están estrechamente asociadas a la captura de la decisión estatal, o sea a la pérdida de autonomía del Estado a la hora de formular e implementar políticas públicas”

Las empresas donde, según el informe, figura Dietrich son Autocompra.com, Armoraut, Serviaut y Movilaut. En el caso de Iguacel las firmas identificadas por los investigadores fueron Productos del Sur SA y la energética Ergon E&A. El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, aparece como autoridad en Dining Room SRL dedicada a la explotación de restaurantes. El documento del Observatorio de las Elites Argentinas vinculan al titular de Modernización, Andrés Ibarra, con una empresa llamada Comunicación Dinámica aunque otras bases de datos, no utilizadas en el reporte, suma una imprenta y una firma agropecuaria. El director ejecutivo de la Anses, Emilio Basavilbaso, es accionista en Babala SRL. “Es una bicicletería y la tiene hace 6 años”, precisaron desde el organismo. Las 890 participaciones se distribuyen en dos tipos de empresas: 50 por ciento son cargos en sociedades anónimas locales y 33 por ciento de los cargos son en empresas radicadas en el exterior. Entre los funcionarios involucrados con cargos vigentes en directorios de empresas privadas sobresalen diez individuos por la cantidad de participaciones que registran. El máximo exponente es Mariano Grondona Lynch, vocal en el Directorio de la Administración de Parques Nacionales del Ministerio de Ambiente, que registraba a junio 219 participaciones en directorios de empresas privadas del país y del exterior.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/132406-puerta-giratoria-entre-estado-y-sector-privado

No hay comentarios.:

Publicar un comentario