Post Top Ad

24 sep. 2018

China dice EEUU busca obligarla a ceder en disputa comercial, aranceles entran en vigor

PEKÍN (Reuters) - Estados Unidos y China se impusieron nuevos aranceles el lunes, y las mayores economías del mundo no mostraron señales de dar marcha atrás en una creciente disputa comercial que ha sacudido a los mercados financieros y que podría enfriar el crecimiento de la economía global.

Poco después de que los nuevos gravámenes entraran en vigencia, China acusó a Estados Unidos de impulsar una “intimidación comercial” en la que busca someter a otros países a su voluntad, reportó la agencia de noticias Xinhua, al reiterar la determinación de Pekín de defenderse si fuera necesario.


Sin embargo, China también dijo que estaba dispuesta a reanudar las negociaciones comerciales con Estados Unidos si éstas se basan en “respeto e igualdad mutuos”, indicó Xinhua, tras citar un documento sobre la disputa divulgado por el Consejo del Estado.

Los aranceles de Estados Unidos sobre productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares y las tarifas de represalia sobre productos estadounidenses por valor de 60.000 millones de dólares entraron en vigencia a partir de las 0401 GMT.

Estados Unidos impondrá aranceles de 10 por ciento inicialmente y la tasa subirá a 25 por ciento a fines del 2018. Pekín, en tanto, ha impuesto gravámenes de entre 5 y 10 por ciento y advirtió que tomaría represalia ante cualquier aumento adicional a las tarifas de Estados Unidos sobre productos chinos.

Los dos países ya se habían aplicado aranceles mutuos sobre productos por valor de 50.000 millones de dólares previamente este año.

Para los consumidores estadounidenses, los nuevos aranceles podrían implicar precios más altos de productos chinos que van desde aspiradoras hasta dispositivos electrónicos, mientras que los bienes norteamericanos gravados por Pekín incluyen gas natural licuado y ciertos tipos de aeronaves.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está presionando a China para que reduzca su gigantesco superávit comercial bilateral y realice cambios radicales a sus políticas de intercambio económico, transferencia tecnológica y subsidios a sus industrias.

Pekín niega que las empresas estadounidenses estén forzadas a transferir tecnología y considera que las exigencias de Washington en torno a sus políticas para el desarrollo industrial como un intento por bloquear el ascenso económico de China.

El Gobierno estadounidense “ha alentado desvergonzadamente el unilateralismo, el proteccionismo y la hegemonía económica, al emitir acusaciones falsas contra muchos países y regiones, en particular China, intimidando a otras naciones mediante acciones económicas como la imposición de aranceles”, dijo Xinhua tras citar al Consejo del Estado, que actúa como el gabinete chino.

Reporte de Se Young Lee. Editado en español por Marion Giraldo

Fuente: https://lta.reuters.com/article/topNews/idLTAKCN1M41OP-OUSLT

No hay comentarios.:

Publicar un comentario