Post Top Ad

21 sep. 2018

Primer round por la ley de Presupuesto 2019

Los bloques opositores intentaron sin éxito lograr respuestas claras del ministro Dujovne. El oficialismo calificó los reclamos como una “intifada” y se refugió en la “herencia” para justificar los males de la economía actual.

El debate sobre el Presupuesto 2019 en la Cámara de Diputados arrancó complicado. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, tuvo que abandonar su descanso luego que todos los bloques opositores reclamaran su presencia ante la comisión de Presupuesto de la Cámara baja, donde había enviado a sus secretarios para explicar las proyecciones del Gobierno. El jefe del interbloque de Cambiemos, el radical Mario Negri, comparó el reclamo opositor como una “intifada”. “No somos un jardín de infantes”, replicó la massista Graciela Camaño. La llegada tardía de Dujovne abrió paso a las preguntas, donde el ministro negó que la Argentina negocie la dolarización y no descartó un pedido de ampliación del crédito al FMI pero evitó dar precisiones. Ante los cuestionamientos del diputado kirchnerista y ex ministro Axel Kicillof, Dujovne sólo atinó a defenderse con un viejo eslogan de la campaña macrista: que si no se corregía el rumbo de la gestión anterior íbamos “camino a ser Venezuela”. Incluso el ministro esquivó responder cuáles eran las medidas para intentar mejorar la situación de trabajadores, jubilados y pymes y también como saldría de la recesión económica con el “endeudamiento externo” y el ajuste que reclama el FMI.

El presidente de la comisión de Presupuesto, Luciano Laspina (Cambiemos), abrió la reunión cediéndole la palabra al subsecretario de Coordinación de Políticas Macroeconómicas, Federico Filippini. Mientras esperaban su turno el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena; el de Finanzas, Santiago Bausili, y el secretario de Legal y Administrativo, Ignacio Pérez Cortés, sin la presencia de Dujovne. “Luego de esta introducción vendrá el ministro Dujovne y abrimos el espacio para preguntas”, se justificó Laspina.

El entusiasmo inicial de los diputados opositores de interpelar al ministro se transformó en malhumor. “¿No puede venir ahora el ministro? ¡Empecemos con las preguntas!”, preguntó y sugirió José Luis Gioja (FpV-PJ) pero Laspina ratificó su cronograma. Filippini entonces echó la culpa de los males actuales a la “herencia” kirchnerista, enumeró la lista de “shocks externos” que complicaron la gestión macrista y entre las causas internas sumó, además de la “sequía más severa de los últimos 50 años”, lo que definió como “el shock doméstico que generó la revelación de los casos de los cuadernos”. Para Filippini la causa judicial es “un gran paso contra la lucha de la corrupción” pero consideró que “en el corto plazo afecta a la economía negativamente, dado que genera incertidumbre a las condiciones de financiamiento”. La conclusión arrancó risas y hasta aplausos de los diputados kirchneristas, que la consideraron “desopilante”. 

Nada calmaba la impaciencia opositora ante la ausencia de Dujovne. Laspina entonces propuso pasar a un cuarto intermedio aunque no pudo evitar las críticas. La massista Graciela Camaño le reclamó que “arbitre los medios para que se presente inmediatamente el ministro de Economía (sic)”. “Les está yendo la gobernabilidad en este presupuesto ¡No sean tan necios!”, advirtió. Por su lado, el jefe del bloque del FpV-PJ, Agustín Rossi, reclamó extender del debate convocando a los sectores afectados por el presupuesto: trabajadores, jubilados y movimientos sociales. El peronista federal, Diego Bossio, lo amplió exigiendo la presencia del titular del Banco Central, Luis Caputo, para que explique la política monetaria y al secretario de Energía, Javier Iguacel, por “los tarifazos”. 

Negri intervino para ganar tiempo porque el ministro “está cruzando la plaza”, porque “está retrasado por algunos cortes en la calle” y les recriminó a los diputados “declarar prácticamente una intifada” por la demora. Luego sumó otra chicana: “En todo caso, si quieren nos corremos un rato, atiendan a la tele y después nos sentamos a trabajar”.

Dujovne arribó sonriente a la comisión y el primero en interrogarlo fue Bossio. El ministro agradeció las preguntas y arrancó por las que consideró “relevantes”: “Argentina no está embarcada en ninguna negociación de ningún esquema monetario”, dijo sobre las versiones de una dolarización. “No puedo adelantar cuál será el resultado de la negociación que estamos teniendo”, respondió ante la pregunta de si el Gobierno había pedido al FMI un ampliación del crédito.

Dujovne también se subió a la teoría de Filippini antes las críticas de Camaño por los contratos de Participación Público Privado (PPP). “Estos fenomenales casos de corrupción que abarcan al sector público y privado, esta herencia que hemos recibido de esta orgía de corrupción que tuvimos en la Argentina durante mucho tiempo, nos está generando un problema inesperado para llevar adelante los proyectos de PPP”, se escudó. 

A su turno, Kicillof dejó un tendal de cuestionamientos y preguntas. Le recriminó a Dujovne que en 3 de los 4 años de gobierno “el PBI va a decrecer”, que los jubilados “perdieron una jubilación por año” y los “83 mil puesto de trabajo perdidos”, el ajuste en salud y educación: “Todo se va por la canaleta de la deuda externa”, sentenció. Dujovne también escogió las respuestas. Comenzó por recordar los “malos pronósticos” de Kicillof como ministro de Economía en medio de reproche de los diputados y el ministro tomó otro sendero. “Es cierto, no se cumplieron esos pronósticos porque recibimos los shocks que enumeramos y que provocan la mofa de Kicillof”, admitió antes de recurrir al manual macrista: “Si hubiéramos seguido de largo, miremos Venezuela, con 85 por ciento de pobreza, con un drama humanitario, con su población emigrando del país. Eso nos podría haber pasado si continuábamos con las políticas equivocadas de la administración precedente”. Por último, ratificó el rumbo económico del Gobierno.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/143599-primer-round-por-la-ley-de-presupuesto-2019

No hay comentarios.:

Publicar un comentario