Post Top Ad


Post Top Ad

3 sep. 2018

Test crucial para el Gobierno ante un mercado hipersensible: subas de impuestos, congelamiento de precios y pacto político

El ministro Dujovne explicará las medidas para lograr el déficit fiscal cero en 2019. La intención es calmar al dólar mientras se renegocia con el FMI

Será el inicio de la semana más dramática desde que Mauricio Macri es presidente. No significa que no haya habido otras semanas también complicadas. Pero ésta tiene condimentos que la hacen sin igual. Porque tiene pendientes como nunca, y en simultáneo, al mercado financiero, a la población, y a todo el espectro político. Será un verdadero test para Macri. 

No se trata de una visión periodística antojadiza ni una sobrevaloración de lo que viene. La brusca devaluación de la última semana, acontecida luego de un mensaje presidencial que, por el contrario, buscaba llevar calma, puso al Gobierno en estado de shock.

Los anuncios que Nicolás Dujovne realizará a las 9.45, en los minutos previos del arranque de los mercados financieros, serán la señal de largada. Pero no la única.

Todo el mercado financiero estará observando muy de cerca el poder de fuego del Banco Central, que desde el acuerdo con el FMI viene siendo muy limitada y que, en los hechos, terminó desembocando en la maxi devaluación.

Las próximas horas estarán marcadas por las señales políticas que emane la Casa Rosada. Los acuerdos políticos que logre tejer el propio Macri, en medio de la crisis. En concreto, la relación con el radicalismo y con el peronismo no kirchnerista, con el objetivo de aprobar el Presupuesto 2019. 

O, dicho de otra manera, si Macri tiene la bendición del PJ para el ajuste que viene.

De eso se trataron, en definitiva, las vertiginosas horas que se vivieron durante todo el fin de semana en la Quinta de Olivos. Que incluyeron idas y vueltas en los posibles cambios del gabinete nacional.

Lo que viene

La máxima atención de los anuncios de Dujovne estará en si, finalmente, Macri incluye en ese set el mencionado incremento en las retenciones. Se trata de una iniciativa acercada por Carlos Melconian al propio Macri -tal como informó iProfesional con lujo de detalles el último sábado- y que posibilitaría una recaudación adicional de unos $250.000 millones.

Una versión que anoche parecía posible indicaba que Macri evitará elevar las retenciones a la soja e imponerle a aquellas actividades exportadoras que no las tienen.

Macri es un convencido de que las retenciones son ineficientes. El domingo por la tarde, Lilita Carrio le hizo saber al jefe de Estado que ella rechazaba un castigo al campo. Macri fue, históricamente, un enemigo de esa iniciativa, que identificó con el kirchnerismo.

Para hacer frente al ajuste -de unos $400.000 millones el próximo año-, Macri le aplicaría una mayor presión fiscal -vía el impuesto a las Ganancias- al sector exportador. Pero no a través de las retenciones. 

Por otra parte, la idea sería que ese cambio impositivo sea por tiempo limitado. Hasta el final del mandato del Presidente.

Entre su círculo íntimo, el Presidente comentó que la imposición de derechos a las exportaciones se choca contra su intención de que la Argentina ingrese cuanto antes a la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos).

La entrada a ese selecto club de 36 países desarrollados es una obsesión de Macri desde su asunción. De hecho, tras el escándalo de los “cuadernos” planteó la necesidad de medidas anticorrupción, que forman parte de estándares obligatorios de la OCDE. La invitación de la OCDE a la Argentina se viene demorando por cuestiones burocráticas, y Macri no quiere que ese camino asfaltado se quiebre por una medida, como las retenciones, desaconsejada por los Estados miembro.

Menos diplomática que ésta, Macri se resiste también a las retenciones “porque si las subo, los gobernadores peronistas no van a querer ajustar. Se van a relajar y me van a dejar solo en el ajuste”, comentó a sus colaboradores durante las charlas en la quinta presidencial.

En el paquete que anuncie Dujovne habrá detalles sobre la manera en que el Gobierno llegará al déficit fiscal comprometido con el Fondo Monetario.

Eso incluiría la suspensión de las rebajas impositivas comprometidas en la reforma impositiva. Y la eliminación de la última categoría del monotributo, para que esos monotributistas pasen a Responsables Inscriptos, tal como anticipó iProfesional. Esto significa, que comenzarían a pagar IVA y Ganancias, con la consecuente suba de la carga fiscal a soportar.

Expectativa en el mercado

De todas maneras, lo más relevante -además del acuerdo político y las retenciones- será el poder de fuego que tenga el Banco Central si la corrida continúa.

Luis Toto Caputo tendrá un aliciente: el lunes es feriado en los Estados Unidos (Labour Day), y por lo tanto tendrá 24 horas adicionales para prepararse.

La clave es si el FMI (en el marco del nuevo acuerdo) habilita al BCRA a utilizar una mayor cantidad de reservas para intervenir.

En principio, la idea sería conseguir entre u$s5.000 y u$s7.000 millones de poder de fuego. Es algo que se negociará a partir del martes en Washington, donde estarán tanto Dujovne como Caputo.

Hasta la noche del domingo ninguna voz oficial se había comunicado con los gobernadores justicialistas para ponerlos al tanto de lo que se viene, comentaron voceros de los mandatarios del interior a iProfesional.

La cuestión es central. La negociación se deberá completar en los próximos días. Como se mencionó más arriba, el Presidente quiere que “hagan los deberes”.

Los distritos del interior vienen cumpliendo con la necesidad de emprolijar el gasto público. Un reciente informe de Hacienda, justamente, da cuenta del ordenamiento fiscal de las provincias.

La negociación con los gobernadores girará en torno del Presupuesto 2019 pero, en concreto, sobre los flujos de fondos que la Nación debería recortarles. La última medida en ese sentido fue la eliminación del “fondo solidario de la soja”, que se nutría de las retenciones a la soja. El apremio por el dólar a $40 y la nueva negociación con el FMI obligará a nuevos recortes.

Por último, será muy relevante lo que haga el Gobierno en materia de precios. Desde Olivos trascendió que, por la situación excepcional, Macri avalaría un congelamiento de precios de algunos productos de la canasta básica.

Además, habrá medidas extraordinarias de ayuda social a los sectores sociales más postergados. María Eugenia Vidal encabezará uno de esos anuncios.

Así se completa el cuadro que se abre esta mañana: con medidas fiscales, de iniciativas políticas y de precios. Se abre el juego.

Fuente: https://www.iprofesional.com/economia/276968-dujovne-fmi-d%C3%B3lar-Test-crucial-para-el-Gobierno-ante-un-mercado-hipersensible-subas-de-impuestos-congelamiento-de-precios-y-pacto-politico

No hay comentarios.:

Publicar un comentario