Post Top Ad

23 oct. 2018

Ni para bañarse

La empresa AySA, que brinda los servicios de agua potable y cloaca en Capital Federal y 26 municipios del conurbano bonaerense, convocó a una audiencia pública para discutir el incremento tarifario para el año que viene. El aumento de este año, aplicado en mayo, fue del 26 por ciento, aunque los usuarios que perdieron los subsidios zonales tuvieron que afrontar un ajuste de hasta el 68 por ciento. La tarifa media de AySA para un domicilio residencial por bimestre antes de impuestos pasó de 562,5 pesos a 708,75 pesos a partir del 1 de mayo. En 2016, la suba promedio de Aysa fue del 300 por ciento y del 23 por ciento en 2017. En una situación social crítica por el deterioro del poder adquisitivo, el Gobierno nacional no afloja con su política tarifaria y empeora el caldo inflacionario.

La cita para la audiencia pública de Aysa es el jueves 15 de noviembre desde las diez de la mañana en la Nave de la Ciencia de Tecnópolis. Según lo publicado en el Boletín Oficial, el objetivo es “informar y recibir opiniones de la comunidad sobre la Propuesta de Adecuación Tarifaria y sus fundamentos”. La propuesta de suba tarifaria confeccionada por Aysa podrá ser consultada desde el lunes que viene en la sede del Ente Regulador de Agua y Saneamiento, en Callao 982, Ciudad de Buenos Aires.

Según el Indec, desde principios de año y hasta septiembre los precios regulados subieron un 35,5 por ciento, por encima del IPC Núcleo –que excluye a los regulados y estacionales– que subió un 33,1 por ciento. El año pasado, los regulados subieron un 38,7 por ciento, mientras que el avance general de los precios fue del IPC Núcleo fue del 21,1 por ciento. Es decir que el principal impulsor de la inflación fue la política tarifaria aplicada por el propio gobierno nacional.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/150645-ni-para-banarse

No hay comentarios.:

Publicar un comentario