Post Top Ad

11 oct. 2018

Precio del dólar estable y altas tasas en pesos: el mercado y la "neo" bicicleta financiera con Lecap

Las Letras capitalizables que vencen en cuatro meses ofrecen una tasa de interés superior al 50% anual, en el marco de un billete verde ahora más calmo

Vuelve, todo vuelve. La estabilidad que encontró el precio del dólar en las últimas semanas y los altos rendimientos en pesos -con tasas que superan el 70%- constituyen el combo perfecto para el regreso de una operatoria arriesgada pero muy rentable.

Se trata del carry trade, también llamado bicicleta financiera, que consiste en desprenderse de una moneda (dólar) para apostar por otra que brinda un tipo de interés mayor (pesos), para luego recomprar más cantidad de la primera.

Para que esta ganancia se efectivice, es condición necesaria que:
- El tipo de cambio se mantenga estable. Como el billete verde ya pegó un gran salto, los inversores prevén que ahora son mayores las chances de que se mantenga la paz cambiaria 

- Tengan a mano un activo en moneda local con rendimiento elevado, como el que durante un buen tiempo ofrecieron las Lebac

El crecimiento de estos títulos fue tal que superó a la cantidad de pesos en circulación. Además de disparar la deuda por intereses, los funcionarios enfrentaban una complicación creciente en cada renovación, lo que apuró la decisión de ir cancelándolos de modo progresivo hasta fin de año. 

Sin embargo, que hayan caído en desgracia no significa que el carry trade haya muerto. Más bien, cambió de forma.

En estas últimas semanas, el dólar se estabilizó por debajo de los $40. Y como el mercado no prevé otra abrupta devaluación, ya se está notando el interés de los inversores por subirse a la "neo bicicleta".

"La estabilización del tipo de cambio y un aumento del volumen operado en instrumentos en pesos -dadas las tasas reales vigentes-, indica el retorno del carry trade en el corto plazo", afirman desde la consultora Delphos Investment.

En igual sentido, desde Portfolio Personal, su director Pablo Castagna señala: "Creemos que en una carteta de inversión ‘modelo’ hay espacio para volver al carry trade, ya que las altas tasas se mantendrán por un tiempo".

Ahora bien, ¿qué activo en moneda local es considerado por el mercado para reemplazar a las Lebac? La respuesta la dan dos letras de diferencia. Se trata de las Lecap (Letras del Tesoro Nacional Capitalizables en pesos), que están otorgando un rendimiento sumamente atractivo, por encima del 50% anual.

Dependiendo del perfil inversor, el porcentaje de la cartera que se está destinando a esta estrategia va desde 20%, para el más conservador, hasta 50%, para uno agresivo. 

"Estamos notando apetito por activos como Lecap y Bonos en pesos que ajustan por Badlar y por CER", indica Castagna, quien estima que los retornos se moverán dentro de la franja 50% - 55% anual, dependiendo del plazo. 

A diferencia de las Lebac, cuyo vencimiento más corto era a 30 días, las Lecap exigen un plazo mayor de permanencia y tienen menor liquidez: son títulos a 132 días (o más) y no tienen un mercado secundario en el que puedan negociarse.

Más allá de la menor fluidez, que limita las posibilidades de entrar y salir rápido, muchos fondos de inversión y ahorristas en general se han volcado a comprarlos por la renta que ofrecen.

Tanto es así que el BCRA emitió el mes pasado tres Lecap (132, 160 y 374 días) por $107.000 millones: tasa promedio del 50% anual y rentabilidad 5 puntos porcentuales por encima de las Lebac licitadas en septiembre (45%).

Este plus tuvo su razón de ser: la intención oficial fue conferirle un mayor atractivo a estos papeles, para que los inversores cambien de menú.

Incluso, el miércoles se volvió a licitar otra tanda de Lecap en pesos a 139 días. Se colocaron cerca de $27.000 millones al 59,34% anual: nueve puntos porcentuales superior en comparación con un mes atrás.

Desde inicios de octubre se han sumado las Letras de Liquidez (Leliq) del Banco Central a 7 días de plazo y con una súper tasa de interés, que excede el 70%. El problema es que sólo los bancos pueden acceder a ellas y no el público en general, como sí ocurre con las Lebac, que desaparecerán en diciembre.

El regreso del carry trade

Las cuentas que justifican el regreso de la bicicleta financiera son simples: las Letras del Tesoro en pesos más cortas (139 días) licitadas esta semana vencen el próximo 28 de febrero y poseen una tasa anual del 59,34%. Es decir, con renta del orden del 5% mensual, en su vencimiento habrán ofrecido una ganancia del 23%

Este rendimiento en moneda local se presenta como muy seductor si se confirma -como muchos economistas suponen- que el precio del dólar permanecerá amesetado en los próximos meses, ya que los retornos de las Lecap superarían al avance del billete estadounidense.

Para aquellos que creen que el dólar puede subir para ir acompañando a la inflación y al mismo ritmo que las tasas, posicionarse en pesos también sigue siendo una buena opción. 

Es que la inversión en estas letras es estable, segura y predecible, ya que la rentabilidad se fija previamente y esto les augura a inversores no tener que enfrentar grandes sinsabores.

En cambio, al analizar el precio negociado para el dólar en los mercados de futuros y opciones del Rofex para fin de febrero (cuando caducan las Lecap más cortas) -que es $45,70- se desprende que la City prevé un alza del billete verde similar al de las letras en pesos (22,7%). 

Si se toma el valor máximo del último día hábil de septiembre de la divisa ($41,25) y se lo compara con esos $45,70 (plaza de futuros a febrero), el rendimiento termina siendo del 10,8% en todo el período. Es decir, de apenas 2,2% mensual, mientras que la ganancia de las Leliq es de más del doble (5% mensual).

En los primeros nueve días de octubre, el dólar se desplomó 10% y esto desalentó a muchos a posicionarse en moneda extranjera. Interpretan que tiene menos margen para escalar y de alcanzar los valores que hoy día se pactan en la plaza de futuros.

En cuanto a los papeles elegidos para el carry trade, Gustavo Neffa, analista de Research For Traders, señala que el rendimiento de las Lecap es muy bueno, ya que incluso supera al de las Lebac. 

"El problema de las Letras Capitalizables en pesos es que poseen menos liquidez y están sujetas a tiempos más largos. Y estos dos aspectos son tenidos en cuenta por los inversores", indica el experto. 

Señala además que a pesar de que el mercado se está pasando a Lecap, el volumen que se ha colocado todavía es acotado: menos de u$s5.000 millones. "Es más bajo que el nivel de las Letes en dólares ya colocados, que es de u$s15.000 millones", acota Neffa, quien también advierte sobre el regreso de la bicicleta financiera.

"Es un nuevo carry trade pero con cambio de emisor: antes era el Banco Central, ahora el Tesoro. Se trata de inversores que ponen sus dólares a trabajar en pesos a una tasa altísima, que el Gobierno debió convalidar para frenar el tipo de cambio", dice Neffa.

"Si el billete se estabiliza en $40, volcarse a estos instrumentos habrá sido una excelente inversión", aseguran desde Delphos. Nicolás Cappella, analista de Invertir en Bolsa, completa: "En caso de ser exitosa, la nueva política monetaria augura un tipo de cambio más estable para los próximos meses".

En su visión, las altas tasas de interés en pesos que se están convalidando dan lugar "al resurgimiento del carry trade, incluso en niveles mucho más atractivos".

Todo esto, en el marco del plan "emisión cero" activado por el BCRA, del flujo de dólares que irá suministrado el FMI y en vistas a una cosecha que aportará un caudal superior de billetes verdes. 

Así las cosas, el actual contexto -signado por un dólar que ya subió fuerte y por la persistencia de tasa altas- hace que muchos ya hayan comenzado a pedalear la bicicleta para llegar en buena forma al verano.

Fuente: https://www.iprofesional.com/finanzas/279432-ahorrista-bonos-d%C3%B3lar-Precio-del-dolar-estable-y-altas-tasas-en-pesos-el-mercado-y-la-neo-bicicleta-financiera-con-Lecap

No hay comentarios.:

Publicar un comentario