Post Top Ad

27 dic. 2018

Con riesgo país récord, crecen las dudas sobre la sostenibilidad de la deuda de corto plazo

Preocupa que la bola de Leliq y Letes termine en una nueva corrida cambiaria

Con su endeble situación financiera, la Argentina sintió el coletazo del desplome de los mercados globales de comienzo de semana, pese a que ayer tuvieron un rebote. El riesgo país subió 0,5% a 833 puntos y marcó un nuevo récord en cuatro años, que refleja el temor de los fondos especulativos sobre la capacidad de pago de la deuda a partir de 2020. Pero los analistas financieros advierten que crece la incertidumbre por la sostenibilidad de la deuda de corto plazo en Leliq y Lecap.

El cuadro es de tensión. El mal clima externo se monta sobre los desequilibrios locales y los bonos soberanos dolarizados queman en las manos de los acreedores. Esta desconfianza, a su vez, genera una fuerte volatilidad en las acciones argentinas y presiona sobre el dólar. Ayer, el Merval abrió con una importante caída y luego se dio vuelta (terminó con un alza de 0,3) impulsado por la recuperación de Wall Street. Mientras que el tipo de cambio saltó 1,5% a $39,48 el minorista y a $38,60 el mayorista.

Ayer, el riesgo país subió 0,5% a 833 puntos y marcó un nuevo pico en cuatro años
El economista Gustavo Ber advirtió que la situación está lejos de revertirse: "No hay drivers en el frente interno que recompongan el apetito inversor. La incertidumbre electoral seguirá y las dudas sobre la refinanciación de la deuda a partir de 2020, cuando no haya dólares del FMI, también. A este combo, se agregó la incertidumbre global detonada este trimestre".

Al escenario abierto de reestructuración poselectoral, Mariana González, coordinadora de Cifra, sumó dudas para el próximo año: "La disponibilidad de divisas para 2019 es muy justa. El dinero del Fondo alcanza para pagar los vencimientos de intereses. Si no hay otro fondeo, tendría que cerrar la balanza comercial en equilibrio y no haber un escenario de corrida y fuga, que es la parte más incierta de la ecuación porque, además, van a pesar las elecciones".

Esto complica la sostenibilidad de las Leliq y las Letes, los instrumentos de corto plazo elegidos para contener la devaluación en el nuevo esquema monetario. El monto en pesos en letras creció rápidamente durante el segundo semestre y su stock conjunto (unos $900.000 millones) ya equivale al 73% del pico de las extintas Lebac. Todo apuntalado por tasas "incompatibles con la producción", como reconociera Dante Sica, para evitar una corrida.

Ber alertó: "La deuda en Leliq no es sostenible. Si bien están en manos de los bancos, son una contrapartida de los encajes de plazos fijos. Si los depositantes sacan el dinero y dolarizan, los bancos tendrán que desarmar las Leliq para devolver los depósitos. De bajar la tasa, esto podría darse después del verano o incluso antes. Porque el escenario electoral es binario y en ambos casos los inversores ven riesgos: una reestructuración más agresiva o una más amigable. Eso se refleja en el riesgo país y en la caída de los bonos, aún en los tramos cortos, lo que marca una percepción mucho más clara de una reestructuración a la vuelta de la esquina".

En la subasta de ayer, el BCRA mantuvo la tasa de Leliq en 59,36% y expandió la base monetaria en $2.513 millones, mientras el dólar subía 1,5%. La autoridad monetaria está en un brete. "La bicicleta se sostiene en tasas muy elevadas, así que es difícil pensar que puedan bajarla sin que se produzca una corrida. Corrida que podría ocurrir igualmente, si se percibe una perspectiva de devaluación o de riesgo muy fuerte. Y el costo de este esquema es la recesión", concluyó González.

Fuente: https://www.baenegocios.com/economia-finanzas/Con-riesgo-pais-record-crecen-las-dudas-sobre-la-sostenibilidad-de-la-deuda-de-corto-plazo-20181226-0106.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario