Post Top Ad

18 ene. 2019

La inflación mayorista fue del 73,5% en 2018 y arrastró el piso para este año a un 30 por ciento

Por pass-through pendiente y tarifazos, el IPC 2019 se mantendrá alto

Pese a la pax cambiaria, los precios mayoristas subieron 1,3% en diciembre, un nivel menor al promedio anual, pero más alto que en noviembre. Con ese dato, el índice de precios internos al por mayor (IPIM) que difundió ayer el Indec acumuló en 2018 un alza récord de 73,5%, impulsada por la devaluación. Así, alcanzó su nivel más alto desde 2002, cuando a la salida de la convertibilidad marcó 77,1%. Con el traslado de los costos a las góndolas reprimido por la recesión y los tarifazos anunciados por el Gobierno, los analistas descartan una rápida desaceleración del IPC en 2019.

Según los datos del organismo estadístico, el aumento del IPIM de diciembre se explicó por la suba del 1% en los productos nacionales y de 4,3% en los productos importados. La principal contención del incremento fueron los productos primarios, que bajaron 1,3% arrastrados por la caída del 5,2% en el precio del petróleo crudo y del gas. Mientras que los insumos manufacturados aumentaron 1,8% y la energía eléctrica, 0,8%.
"El índice todavía refleja parte del pasaje a precios del tipo de cambio. Cuanto más lenta es la recuperación, menor es la velocidad del pasaje a precios pero termina sucediendo, por eso en parte vemos registros elevados aún", señaló el director de LCG, Guido Lorenzo, en referencia al 1,3% de diciembre, que se ubicó por encima del 0,1% del mes anterior.

Catapultado por la escalada del dólar del 104% a lo largo de 2018, el IPIM se disparó con fuerza y marcó el peor dato de la posconvertibilidad (ver gráfico). "La alta dependencia de insumos dolarizados en un contexto donde se duplicó el tipo de cambio, explica este resultado", apuntó el economista Sergio Chouza.

De esta forma, la inflación mayorista, que es más susceptible a los saltos en el tipo de cambio por incluir mayor cantidad de bienes transables, cerró el año casi 26 puntos por encima de la minorista, que alcanzó 47,6%. Es que la fuerte caída del consumo generada por el deterioro del poder adquisitivo contuvo, en parte, el traslado de los costos a las góndolas. Por eso, aún queda una suba de precios contenida que los empresarios podrían activar si hubiera, aunque sea, una leve recomposición de los salarios para no resignar una porción de su rentabilidad.

En ese sentido, en ACM remarcaron que en el IPIM "el pasaje a precios del tipo de cambio fue casi completo y la merma en la actividad ayudó a que no se traduzca en un incremento mayor de precios al consumidor". Y agregaron: "En prospectiva esperamos que el pasaje a precios mayoristas del tipo de cambio ya haya concluido por lo que debería continuar en línea con la inflación y las variaciones futuras del tipo de cambio".

IPC sin tregua

Pese a la represión del traslado a góndolas que por el momento ejerce la recesión, el IPC de comienzos de 2019 ya tiene un piso elevado establecido por los tarifazos. Con subas de entre el 35% y el 55% en luz, gas, agua y transporte, los privados esperan que los precios al consumidor se incrementen en promedio 3% mensual y acumulen 12,5% en el primer cuatrimestre.

Lorenzo sostuvo: "Los anuncios a fin de año de aumentos de regulados para el primer trimestre y una mayor inercia que se está registrando nos da un sendero de inflación de 2,5% para enero y registros por encima del 3% en los meses subsiguientes". Y agregó que la caída del consumo y la apreciación cambiaria podrían "ayudar" pero todo eso se reflejará después del alza de los servicios.

Sin embargo, eso no significa que el ritmo inflacionario baje abruptamente. "No vemos una desaceleración fuerte. De hecho, el promedio anual proyectamos que se encuentre cerca del 45%", advirtió el director de LCG. Es que en la consultora proyectan que el IPC interanual marque 31,9% en diciembre, pero descuentan que los índices de la primera parte del año seguirán siendo muy elevados. Ecolatina y Eco Go son otras de las firmas que también prevén una inflación 2019 por encima del 30%.

Así, con precios que no aflojan, tasas por las nubes y paritarias que el Gobierno busca pautar en 23%, se esperan meses complicados para los ingresos familiares y el consumo en la previa de las Presidenciales.

Fuente: https://www.baenegocios.com/economia-finanzas/La-inflacion-mayorista-fue-del-735-en-2018-y-arrastro-el-piso-para-este-ano-a-un-30-por-ciento-20190117-0086.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario