Post Top Ad

28 ene. 2019

La recaudación de enero dejará nuevas señales negativas para la meta fiscal

Este viernes la Afip publicará el dato del primer mes del año, que reflejaría la séptima caída real

En la propia Afip esperan que este viernes el dato de recaudación de enero vuelva a dar una caída real interanual, tal como ocurrió en los últimos 6 meses del 2018. El mal resultado del impuesto al cheque durante diciembre, con una contracción real de más de 5%, lleva a su director ejecutivo, Leandro Cuccioli, a prever una recaudación de IVA en torno al 40% durante el primer mes del año. Un número bastante por debajo de la inflación. El flojo desempeño por el lado de los ingresos, bastante previsible en un escenario de ajuste y recesión, lleva a los analistas a prever que en 2019 podría no cumplirse la meta de déficit fiscal primario cero.

El escenario ya había sido adelantado por varios economistas en la previa a la entrada del FMI en la escena local. Y es que con ajuste fiscal la actividad se resiente y la recaudación cae. Al no cumplir, como un perro persiguiéndose la cola, el Gobierno precisa seguir ajustando gastos para intentar cumplir con el Fondo y el ciclo se repite.
Durante diciembre el impuesto al cheque mejoró su recaudación 32,6% interanual, pero con un día hábil menos en términos nominales. Proyectando lo que podría haber generado ese día extra, calcula Cuccioli, el mes podría haber cerrado 39,2% arriba, bien por debajo del IPC. Para el director de Afip eso predice la recaudación de IVA del mes siguiente, por lo cual enero daría una mejora nominal de 40% en el principal impuesto, derivado de unos niveles de consumo en pleno deterioro. Teniendo en cuenta una hipotética inflación de 2,5% en enero, la caída real quedaría en torno a 5%.

Desde Economía & Regiones prevén que esa podría ser la dinámica: "Pensamos que es probable que la meta de equilibrio fiscal no sea alcanzada porque la recaudación viene significativamente menor a lo originalmente proyectado y planeado". Ecolatina coincidió y le puso número al incumplimiento: "Considerando la sensibilidad de la recaudación frente a la caída de la actividad, el cumplimiento del objetivo fiscal luce optimista. Estimamos que el avance de los ingresos será menor al presupuestado a la par que el ajuste del gasto se verá limitado por ciertas rigideces. El déficit primario rondaría el 0,5% del PBI". El problema parece ser que la búsqueda de ajustar el déficit fiscal va generando algunos daños colaterales que a la vez dificultan su cumplimiento. El achique del gasto va a contramano con las dinámicas del resto del mundo. Mientras los países europeos tienen un gasto público consolidado del 47% del PBI, los africanos tienen uno del 17,7%, según el propio FMI. Argentina tiene uno de 41%.

Desde la entrada del Fondo, en aquel 7 de junio del 2018 las principales variables mostraron un fuerte deterioro: según los números del BCRA, el precio del dólar se desbocó y desde entonces registró una suba de 49,5%. Eso generó una caída del salario real de 9% entre junio y octubre, según los datos del Indec, que además registró desde junio una inflación acumulada de 32%. Para la consultora LCG la inflación promete agregar un acumulado de 19,3% en los primeros 6 meses del 2019. Esas dinámicas y el apretón monetario arreglado con el FMI generaron, desde entonces, según el Indec, una caída de la actividad de 3,6% y una de 8,9% para la industria.

El investigador de la Undav, Hernán Herrera, analizó: "En el cortísimo plazo la situación hubiera sido de mayor descontrol sin el FMI, porque salvó a la Argentina del default. Pero en el mediano plazo es peor el remedio que la enfermedad. En adelante veremos a un FMI condicionando el crecimiento como ocurrió con Grecia y con Argentina en los 90".

Fuente: https://www.baenegocios.com/economia-finanzas/La-recaudacion-de-enero-dejara-nuevas-senales-negativas-para-la-meta-fiscal-20190127-0050.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario