Post Top Ad

27 mar. 2019

La mitad de los beneficiarios de Pensión Universal de Adultos Mayores le debe plata a la ANSES

De acuerdo con un informe del CEPA, al menos 100 mil personas quedaron debajo de la línea de pobreza por haber recibido ese beneficio en lugar de una Jubilación Mínima

Aproximadamente 100.000 personas quedaron por debajo de la línea de pobreza por ser beneficiarios de una Pensión Universal de Adulto Mayor (PUAM), en lugar de haber accedido a una jubilación mínima.

Así lo revela el informe "De Pobreza Cero a Pobreza Cien Mil" elaborado por el Centro de Economía Política Argentina ( CEPA), que puntualiza además que la mitad de esos beneficiarios tomó créditos Argenta, que representan cuatro veces lo que cobran esas personas mensualmente.

El texto reseña que a partir de enero de 2017 el gobierno impulsó la Pensión Universal de Adultos Mayores orientada a personas mayores de 65 años que no cuentan con ninguna jubilación ni pensión, ni seguro de desempleo. Su monto equivale al 80% de una jubilación mínima y se actualiza en forma trimestral por la Ley de Movilidad. Otra característica de la PUAM es que no es pensionable, es decir, no puede heredarla el cónyuge.

Pero sumado al hecho de que es menor a una jubilación mínima, desde el gobierno de Cambiemos se impuso la incompatibilidad del cobro de una PUAM junto a la percepción de ingresos laborales. A partir de una nueva reglamentación, se dejó sin efecto el artículo 16 de la misma ley 27.260, el cual permitía “el goce de la PUAM con el desempeño de cualquier actividad en relación de dependencia o por cuenta propia”, lo que habilitaba a cobrar la PUAM y seguir trabajando para poder jubilarse al completar los años de aportes.


Desde el gobierno se argumenta que la implementación de la PUAM tenía sentido para absorber a aquellos beneficiarios/as que percibían pensión por vejez. Sin embargo, los números oficiales de ANSES revelan que del total de 110.711 nuevos beneficiarios, sólo el 9% corresponden a un pasaje desde la pensión por vejez. 

Analizando los datos según el género, entre enero de 2017 y septiembre de 2017 (la última fecha disponible en la base de ANSES para esta desagregación), se observa que el 74% de los/as nuevos/as pensionados/as que accedieron a la PUAM son varones, con 38.678 casos sobre 52.268 pensionados/as en total. Esta situación se explica porque la moratoria para las mujeres tiene aún continuidad, aunque sólo hasta septiembre de 2019.

Advierten los técnicos del CEPA que si efectivamente el gobierno decide discontinuar la moratoria para las mujeres, cabe esperar un considerable incremento de titulares mujeres en la PUAM, incluso superando la composición masculina en el beneficio. Esto se ubica en línea con la participación femenina en las moratorias jubilatorias: entre 2003 y 2016 se jubilaron 1.796.439 mujeres por moratoria, más del 80% del total de los que accedieron al beneficio previsional. Para el CEPA "el fin de la moratoria no es más que la condena patriarcal hacia las mujeres trabajadoras que dedicaron toda su vida al trabajo en el hogar".

Respecto del "ahorro" que produce la implementación de la PUAM en lugar de la jubilación, se estima que la ANSES eroga 2.766 millones de pesos menos en un año, y señala el informe: "esta suma equivale a poco menos de dos días de intereses generados por LELIQ por parte del Banco Central, con tasa nominal anual de 65% y una tasa efectiva anual que supera el 90%".

Cuando se empeza a considerar el ingreso y la línea de pobreza, se observa que hay 100 mil pensionados/as bajo la línea de pobreza individual. En marzo de 2016 la PUAM superaba la línea de pobreza en 12%, mientras que tres años después los montos se ubican 9% por debajo de dicha línea, con un punto mínimo en febrero de 2019 (16% por debajo de la línea de pobreza).

Señala el CEPA que de haberse mantenido la moratoria previsional, esas personas se encontrarían por encima de la línea de pobreza, mientras que al reemplazar la misma por la PUAM y como resultado del aumento de la Canasta Básica Total, estas personas hoy se consideran pobres por ingresos.

Otro dato interesante tiene que ver con el nivel de endeudamiento de los beneficiarios de la PUAM. De los 110 mil registrados en la actualidad, un total de 49 mil tomaron créditos en ANSES, es decir que prácticamente la mitad de los/as beneficiarios/as de las pensiones universales está endeudada por un monto que entre julio de 2017 y diciembre de 2018 alcanzaba casi $1,4 mil millones. Esto representa 80% más que lo que cobra mensualmente la totalidad de los beneficiarios/as de PUAM, que alcanza $782 millones mensuales.

Señalan los autores del informe que si se considera solo a la cantidad de beneficiarios/as que tomó deuda, entonces el monto asciende a cuatro veces el total de lo que perciben.

Fuente: https://www.baenegocios.com/economia-finanzas/La-mitad-de-los-beneficiarios-de-Pension-Universal-de-Adultos-Mayores-le-debe-plata-a-la-ANSES-20190327-0009.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario