Post Top Ad

2 abr. 2019

Acciones y bonos: lo mejor de marzo y lo que se espera en abril

Por segundo mes consecutivo, el índice S&P Merval se tiño de rojo en marzo condicionado por la volatilidad del tipo de cambio, las altas tasas en pesos, y un oscilante contexto global, sobre todo para los mercados emergentes.

Por segundo mes consecutivo, el índice S&P Merval se tiño de rojo en marzo condicionado por la volatilidad del tipo de cambio, las altas tasas en pesos, y un oscilante contexto global, sobre todo para los mercados emergentes.

El panel líder de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA), que venía de escalar casi 20% en enero, y de perder un 5,1% en febrero, cayó un 3% en marzo en un mes signado por el cambio de metodología y componentes (salieron Petrobras y Tenaris, e ingresaron Cresud y Telecom), en el marco del acuerdo entre BYMA y el S&P Dow Jones Índices.

La presión bajista provino nuevamente por el lado de las acciones bancarias y energéticas, que cedieron hasta más del 23%, mientras que sectores como el petrolero, cuyos papeles ganaron hasta casi el 18%, limitaron las pérdidas del índice líder de la bolsa porteña.

Así, en el escueto ranking alcista de renta variable se destacaron los ascensos de Tenaris (17,5%); Petrobras Brasil (+12,3%); e YPF (+9,5%), producto de la mejora en la cotización del barril de petróleo (subió hasta 5,1%) y al incremento en el valor de la divisa estadounidense en el mercado mayorista (10,7%), según un informe de Tavelli.

En fondo de la tabla de rendimientos, por el contrario, aparecieron los activos de Supervielle (-23,4%), los de Transener (-16,7%), y los de Mirgor (-16,6%).

En lo que respecta al panel general, sobresalieron las acciones de Loma Negra, con un alza del 10,7%, mientras que lideraron los derrapes los papeles de Caputo, con una baja del 23,1%.


Renta Fija

Para el segmento de la renta fija fue un mes relativamente estable, con diferenciación según el tipo de moneda de los títulos.

Los bonos en pesos ajustables por CER mostraron algunas variaciones negativas en el tramo largo de la curva de rendimientos, pese al dato de inflación de febrero. En el tramo corto, en cambio, se observó mayor estabilidad.

Con un tipo de cambio marcando nuevos récords nominales (llegó a rozar los $ 45 y acumuló un alza del 10,7% en el mes), los títulos denominados en dólares mostraron incrementos generalizados, instalándose entre los activos con mayores rendimientos del mes. Los más destacados fueron el Par en u$s Ley Arg. (+14,3%); el Par u$s Ley NY (+10,9%); Discount u$s Ley NY (10,2%); A2E8 (9,3%); y el A2E7 (+9,3%).

Por su parte, los Cupones del PBI sufrieron fuertes descensos, sin distinción de moneda ni legislación: los nominados en dólares perdieron hasta 10% mientras que cotizante en pesos cedió cerca de 6,5%.

En la última rueda del mes, las licitaciones de Leliq promediaron una tasa de 68,16%, revirtiendo en el mes la baja evidenciada en el primer bimestre del año. En tanto, la última licitación de Lecap cerró en torno al 49,93% para el plazo más corto. La tsa BADLAR presentó un aumento con respecto a los niveles del mes previo, cerrando en torno al 44%.

Lo que se viene

Las perspectivas para abril deberían mantener a los inversores con tono cauteloso y expectantes a las señales electorales que vayan dejando los sucesivos comicios provinciales - y las múltiples encuestas nacionales, dado que dichos escenarios resultan cruciales a la hora de llevar adelante la planificación de las carteras, coinciden los analistas del mercado.

“Espero que siga la incertidumbre porque la política tiene una dominancia muy importante por sobre la economía y lo financiero. Seguramente si se aprueba el viernes próximo el desembolso del FMI y empieza a drenar la liquidez de las exportaciones vamos a tener quizás un tipo de cambio un poco más controlado”, prevé Diego Martínez Burzaco, director de MB Inversiones.

Para Alejandro Bianchi, gerente de Inversiones de InvertirOnline.com, “en los primeros 15 días del mes, seguirá la volatilidad hasta tanto el Tesoro pueda empezar a vender los u$s 60 millones diarios, y las tasas de los plazos fijos suban un poco, tras la decisión del BCRA de mantener el rendimiento de las Leliq arriba del 62,5% durante abril”.

De acuerdo a su visión, “no queda claro que el tipo de cambio haya alcanzado su techo por el momento, aunque no lo imagino con una fuerza tal como para quebrar el límite superior de la zona de no intervención. Quizás se acerque, inclusive la podría llegar a tocar. Por eso es clave que el Tesoro comience a vender”.

Por su parte, el economista Gustavo Ber cree que “la atención continuará concentrada en la cotidiana pulseada ´tasa vs. dólar´, donde las autoridades aspiran que a través de una mayor oferta de divisas (Tesoro y cosecha), así como de mayores tasas, pueda reanudarse una mayor calma cambiaria. Aun así, el proceso de dolarización continuaría su marcha dado que de fondo se extiende una elevada inflación y así es que de planchar el tipo de cambio en el tiempo se transitaría a un nuevo atraso cambiario”.

Apuestas en abril

Mirando el corto plazo, Martínez Burzaco considera que “algunas acciones están baratas”, y que “podrían experimentar un rebote”, sobre todo en el caso de petroleras y bancos: “Esos son los sectores donde arriesgaría si quiero riesgo y retorno de corto plazo”, estimó.

Igual, aclaró que un potencial repunte dependerá “mucho” del contexto internacional. “Vimos en las últimas semanas muchos ida y vuelta de las monedas emergentes que magnificaron el movimiento en el peso argentino, y eso confluye negativamente sobre los activos financieros de riesgo”, enfatizó. Además, advirtió que los altos niveles de tasas podrían limitar cualquier rebote del S&P Merval.

En bonos, a su vez, “solamente sugerimos el corto plazo, como las Letes en dólares, y tasa en pesos en un plazo no mayor a 30, 35 días”, completó el director de MB Inversiones.

“La inversión en acciones por ahora es de alto riesgo para considerarla, habida cuenta de que si medimos el índice S&P Merval está en el piso de una tendencia prácticamente lateral, levemente alcista, que se inició en 2013-2014. No es mal valor de compra, pero hay un riesgo todavía que está dado por esta volatilidad del tipo de cambio y la dolarización de portafolios”, analizó Bianchi.

En ese sentido, sugiere mantener “una proporción en la parte muy corta de la curva de bonos en dólares”. “Esto continúa siendo una alternativa conservadora y ganadora, y a medida que empiece a disminuir la volatilidad uno podría empezar de a poco ir pasándose a renta variable”, argumenta.

Por último, Ber sostuvo que “los inversores con perfil estratégico deberían continuar privilegiando los posicionamientos en dólares hasta que el panorama doméstico e internacional pueda volver a invitar a un mayor apetito por riesgo. En vista a que continuaría el clima de elevada volatilidad, la plaza bursátil seguiría principalmente en manos de operadores orientados al trading, quienes seguirán actuando sobre los bancos y las energéticas, que son los sectores mas representativos y líquidos que miden el humor inversor".

Fuente: https://www.ambito.com/acciones-y-bonos-lo-mejor-marzo-y-lo-que-se-espera-abril-n5024033

No hay comentarios.:

Publicar un comentario