Post Top Ad

15 may. 2019

Aflojó el mundo y el dólar operó en calma pero advierten que volverá el estrés

La divisa cedió 23 centavos y cerró en $46,16. La tasa quedó en 71,6%


En línea con el resto de la región, el mercado cambiaro local tuvo ayer una jornada de menor volatilidad y el dólar minorista bajó 23 centavos a $46,16 en el promedio de los bancos de la city porteña. Los analistas consideran que se trata sólo de un respiro y esperan que las jornadas de fuerte estrés sean más frecuentes a medida que acerque mitad de año.

Ayer se vivió una rueda más calma en el grueso de los países emergentes luego de que los principales mercados globales se recuperaran parcialmente de la fuerte caída del lunes. Cierto tono más negociador entre Estados Unidos y China sirvió para apaciguar un poco los temores de los fondos especulativos.


El volumen de operaciones en el mercado mayorista local volvió a fortalecerse y alcanzó los u$s831 millones. Así, el precio pagado por los grandes operadores cedió 13 centavos y cerró a $44,97.

"La divisa norteamericana perdió parte de la ganancia del lunes en una rueda de desarrollo relativamente tranquilo y con escasa presión sobre los precios", señaló Gustavo Quintana, operador de PR.

En la misma línea, Fernando Izzo, de ABC, apuntó que la plaza local "se acopló a los movimientos internacionales de las monedas emergentes, que recuperaron terreno frente a la divisa, en un promedio de 0,3%".

En ese marco, el Banco Central se corrió del mercado de futuros, donde había intervenido con fuerza las ruedas anteriores para acotar la escalada del tipo de cambio. Como ya es habitual, la entidad subastó los u$s60 millones diarios a cuenta del Tesoro, provenientes del préstamo del FMI.

En las licitaciones de Leliq, el BCRA liberó $20.700 millones luego de las fuertes absorciones de la semana pasada, que buscaron secar la plaza de pesos para evitar una mayor demanda de dólares. La tasa sumó su octava baja consecutiva, aunque esta vez fue más leve: cedió apenas una décima y quedó en 71,6%.

Pese a la mayor tranquilidad de ayer, los analistas esperan que las ruedas de estrés se acrecienten hacia mitad de año y comiencen fuertes pulseadas entre el mercado y el Central. Así, volvería la presión alcista sobre el dólar, que en lo que va del año acumula una alza de 19,3% en Argentina, el país más con mayor devaluación del planeta.

El economista Gustavo Ber planteó que "la proximidad a junio, que incluirá importantes definiciones electorales y vencimientos de deuda (como el del bono dual, que Hacienda buscará descomprimir en cuatro con las nuevas Lelink atadas al dólar), podría acelerar el proceso de dolarización por lo que el BCRA debería debutar con la política cambiaria de intervenciones más flexibles que validó el FMI". Mientras tanto, continúa la sangría de reservas: en un mes, se fueron u$s10.023 millones de los u$s10.835 millones que envió el Fondo.

A la tensión que aportan las debilidades políticas y económicas se suman ahora el precio de la soja, que se ubica en su piso de los últimos diez años, y la inestabilidad de las principales plazas financieras de referencia, que impacta con particular fuerza en la frágil economía argentina.

El analista Christian Buteler sintetizó así el escenario: "La volatilidad nos acompañará todo el año, podremos tener días con más o menos movimientos pero estamos lejos de lograr una estabilidad en la moneda".

Fuente: https://www.baenegocios.com/economia-finanzas/Aflojo-el-mundo-y-el-dolar-opero-en-calma-pero-advierten-que-volvera-el-estres-20190514-0054.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario