Post Top Ad

30 may. 2019

Subte, a media máquina: nuevo operador queda para después de la elección y descongelan línea F

Los consorcios en pugna siguen en instancia técnica. De vencer en la licitación, Metrovías cambiará de nombre. ¿Arranca la ingeniería de la nueva línea?


Los meses transcurren y sigue la falta de precisiones respecto del destino del servicio de subte porteño.

En el marco del proceso de licitación vigente, los evaluadores alineados en torno a la estatal Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) aún mantienen a los oferentes en la instancia de la propuesta técnica que se abrió en marzo.

La falta de especificaciones claras en lo que hace tanto a las mejoras de infraestructura como a las propuestas para elevar de forma concreta la calidad del servicio derivó en una nueva ronda de consultas a los consorcios Roggio-Metrovías, Keolis-Helport y RATP-Alstom que participan de la compulsa.

Desde SBASE informaron a iProfesional que la respuesta de las compañías fue pedir una prórroga para atender el requerimiento. Sólo después de superada esta instancia se podrá avanzar hacia la etapa final de las propuestas económicas. Por todo ello, en la Ciudad dan por descontado que la definición llegará recién después de las elecciones de octubre.


De ahí a la entrada en funciones del nuevo administrador -en caso de no resultar elegido el consorcio Roggio-Metrovías-, el proceso se extenderá al menos hasta marzo del año próximo.

Una particularidad: si este último binomio vence en la licitación, la firma que llevará a cabo la administración del servicio no podrá ser la misma Metrovías. Al menos, no con ese nombre.

"Metrovías nació como concesionaria del subte y el ferrocarril Urquiza. Quien participa ahora del proceso de licitación es una sociedad diferente, con otra composición, aunque sigue siendo predominante Benito Roggio. Como existe un contrato vigente por el Urquiza, que se extenderá más allá del inicio de la nueva concesión del subte, de continuar habrá que hacerlo con otra identidad", confió a iProfesional un vocero de la actual operadora del servicio.

La fuente consultada sostuvo que, dado lo abierto del proceso de licitación actual, aún no se comenzó a trabajar en el eventual nuevo nombre.

"Si hay una continuidad, se desarrollará otra marca. Metrovías quedará para la operación del Urquiza", precisó para luego añadir que, de continuar al frente de la operación, el consorcio igualmente deberá afrontar un proceso de transición a partir de las condiciones incluidas en los pliegos.

"Si el pase se debe hacer hacia otra compañía, el proceso formal demorará un tiempo lógico de por lo menos tres meses a partir de fin de año. Si hay una continuidad, esa transición puede demandar un poco menos. Con el nuevo contrato, comenzarán a regir pautas como el pago por kilómetro recorrido de las formaciones, lo cual implica para el operador sumar más trenes en circulación con todo el esfuerzo técnico que eso significa", expresó.

La concesión a definir fijará una administración del servicio de subterráneos por los próximos 15 años. En la actualidad, la prestación funciona bajo la órbita de Metrovías a partir de una prórroga establecida el año pasado pero con fecha de vencimiento pautada para diciembre de 2019.

Fase compleja

Consultadas respecto de la evolución del proceso de elección de un nuevo administrador, fuentes del SBASE explicaron a iProfesional que, tras la apertura de los sobres con la oferta técnica y la revisión de cada propuesta, surgieron dudas en la comisión evaluadora que derivaron en nuevas consultas que extendieron los plazos.

"Tras la apertura de marzo, surgió un importante número de preguntas y la comisión pidió mayores precisiones a los consorcios interesados. Las empresas empezaron a aportar más documentación y solicitaron una prórroga para responder con más especificidad. Todavía faltan aclarar varios interrogantes para seguir con la etapa económica", advirtieron.

Desde SBASE confirmaron a este medio que "la resolución del proceso llegará para fines de año", por lo que se descarta una nueva prórroga para Metrovías.

"La etapa en la que estamos es compleja y de ahí las nuevas consultas. Hay que pensar que se evalúan aspectos como la extensión del sistema, la variedad y funcionamiento del material rodante, la diversidad de modelos y marcas. El subte porteño es una red diversa como la de París o Londres, y eso obliga a evaluar todos los destalles", comentaron.

En la estatal fueron claros en que, de no presentar argumentos consistentes, algunos de los consorcios que participan de la compulsa podrían quedar fuera de la posterior fase económica.

"En principio, todos los grupos que participan tienen experiencia como para superar la etapa técnica. Pero no sería descabellado que alguno de los consorcios no quede en la etapa siguiente. Sólo llegarán a la instancia económica quienes superen la técnica", remarcaron".

¿Arranca la línea F?

A la par de la definición en torno a la administración del subterráneo de Buenos Aires, fuentes vinculadas a la Ciudad aseguraron a iProfesional que hacia fin de año finalmente se retomarían los planes para comenzar a desarrollar la largamente anunciada línea F.

Se trata de un tendido que unirá los barrios de Barracas y Palermo aunque con posibilidades de extenderse incluso hasta Barrancas de Belgrano. Además de descomprimir la afluencia de pasajeros en las C y D, la F combinaría con el resto de las líneas y en un primer tramo circularía a través de un viaducto entre ambas manos de la autopista 9 de Julio Sur.

La intención del Gobierno porteño es avanzar con un llamado a licitación para el desarrollo de la ingeniería de planos que requerirá la obra. Ya en el 2018 se mencionó la existencia de tratativas con la Corporación Andina a fin de conseguir los fondos que demandará el proyecto. Se estima que exigirá una inversión sostenida de al menos 2.000 millones de dólares.

Con relación a esta iniciativa, desde SBASE reconocieron que el lanzamiento de la convocatoria "está siendo contemplado" por la Ciudad. Señalaron, igualmente, que la voluntad técnica existe desde hace años pero que todo se ha mantenido en la quietud por decisiones presupuestarias del Gobierno porteño.

"La idea siempre estuvo en carpeta y la realidad es que en SBASE sobran proyectos para el subte. La cuestión, siempre, es el financiamiento. De las iniciativas posibles, la más firme es la del desarrollo de la línea F. Pero también hay proyectos de extensión de las líneas operativas y también de mejoras específicas para la línea B, por ejemplo", indicó el vocero consultado.

En SBASE reconocieron que llevar a cabo la obra de un nuevo itinerario para el subte exige un financiamiento que hoy se encuentra muy fuera del alcance de la Ciudad. Pero que avanzar con la ingeniería ya es un paso firme y hacia adelante para un mapa del servicio que tuvo su última gran actualización en 2007, con la inauguración de la línea H.

"La ingeniería implica al menos ya contar con los planos, tarea que demanda mucho tiempo dado que ahí queda fijado el método de construcción, el tamaño de los túneles de la línea y la definición de la traza. Llevar a cabo ese diseño lleva miles de horas de trabajo y miles de dólares, también. Si sale la licitación, que es lo que se está sondeando, luego quedaría el paso formal del lanzamiento de la obra", indicaron desde la estatal.

Para luego concluir: "Nosotros tenemos todo listo para acompañar las obras que se definan una vez que se concrete el financiamiento. Todo dependerá de las decisiones que tome la Ciudad. Construir una línea nueva requerirá diferentes licitaciones y mucho tiempo hacia adelante".

En torno al subte aseguran que el desarrollo del tendido de la F demandaría al menos cinco años de labor sostenida.

Fuente: https://www.iprofesional.com/negocios/292516-metrovias-ciudad-de-buenos-aires-rodriguez-larreta-Buenos-Aires-tendra-nueva-linea-de-subte-detalles-del-plan

No hay comentarios.:

Publicar un comentario