Post Top Ad

7 jun. 2019

El stock de Leliq marcó otro récord y estiman que a fin de año superará a la base monetaria

Preocupa el impacto cambiario de un posible desarme de plazos fijos


El Banco Central absorbió ayer $54.100 millones a través de las dos subastas diarias de Leliq y el stock de estas letras alcanzó un nuevo récord: $1,135 billón. Con un ritmo de expansión vertiginoso, que en los ocho meses de vigencia del plan Sandleris hizo que el volumen crezca 2,6 veces, los analistas estiman que en diciembre alcanzará $1,4 billón. Es decir, habrá otra base monetaria contenida a través de este instrumento. El acelerado crecimiento de este stock despierta preocupación porque demanda niveles muy elevados de tasa para sostenerse y constituye una enorme masa de pesos que podría presionar al dólar si empiezan a desarmarse los plazos fijos.


En el actual esquema de política monetaria -diseñado por el staff del FMI-, las Leliq son la clave para controlar la cantidad de dinero en circulación. El objetivo es generar un fuerte ajuste para contener la demanda de dólares: al mantener congelados los pesos en circulación, la inflación hace que se achiquen en términos reales. Con estas letras, que sólo pueden estar en manos de los bancos, se aspira el dinero necesario para cumplir esa meta a cambio de jugosos intereses. Las entidades toman los plazos fijos de sus clientes y los ponen a "hacer tasa". Ayer, el rendimiento anual promedio quedó en 69,9%. "Un nivel incompatible con la producción", al decir del propio ministro Dante Sica, porque desploma el crédito productivo y al consumo.

Esta dinámica encierra un círculo vicioso. Con la extensión del plan de emisión 0%, que fijó la meta de base monetaria en $1,343 billón hasta diciembre, el stock de pesos en letras crece por la propia necesidad de absorber los suculentos intereses que genera la supertasa. El director de Eco Go, Martín Vauthier, destacó que desde la corrida de septiembre, incluso antes del debut del plan Sandleris, los intereses de Leliq fueron el único factor monetario expansivo al generar hasta fines del mes pasado $344.970 millones.

Sólo en mayo, un mes en que el BCRA mantuvo a tope las tasas para apuntalar la relativa calma cambiaria conseguida con el aval del Fondo a la venta de reservas, los bancos cobraron un promedio diario de $2.900 millones en intereses. Y según un cálculo del economista Carlos Riello, de continuar hasta fin del mandato este nivel de tasas habrán recibido un total de $710.000 millones.

"Como hay un objetivo de emisión 0%, con sólo tener que renovar y absorber los intereses semanales que paga ese billón de pesos al 70% anual, se produce un crecimiento brutal. El gran problema de las Leliq es el saldo proyectado: a fin de año va a estar en al menos $1,4 millones", advirtió el analista Christian Buteler.

El economista Carlos Rodríguez, exfuncionario en los 90, tuiteó categórico: "Las Leliq son lo que se llama un activo tóxico. Son pagarés de un Gobierno con 1.000% de prima de riesgo, incobrables, sólo licuables y que desplazan al crédito privado. Crean recesión. Cianuro puro. Pero los bancos invierten los ahorros de la gente en ese veneno".

Con todo, este esquema lejos está de garantizar un dólar calmo. "Hoy la estabilidad cambiaria está atada con alambres. Y se da con 70% de tasa, en el mejor trimestre en cuanto a liquidación de los exportadores y un contexto internacional favorable. Pero sabemos que en algún momento, ya sea dinero que venga de plazos fijos o de vencimientos de bonos en pesos, se puede disparar la dolarización de carteras y ahí veremos cómo actúa el BCRA", planteó Buteler.

Fuente: https://www.baenegocios.com/economia-finanzas/El-stock-de-Leliq-marco-otro-record-y-estiman-que-a-fin-de-ano-superara-a-la-base-monetaria-20190606-0074.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario