Post Top Ad

27 ago. 2019

Explosión del dinero digital: una a una, empresas que ofrecen billetera virtual, pagos con QR y acreditación de ANSES

Las redes de cobranzas están lanzando sus apps para brindar servicios digitales: desde abonar compras y tarjetas, hasta seguros y pago de planes sociales


El crecimiento de las fintech marcó el inicio de una apresurada carrera por la digitalización del dinero, en un contexto en el que la mitad de los argentinos no está bancarizado o, si lo está, la mayoría utiliza una caja de ahorro sólo para cobrar el sueldo, sin hacer uso del resto de los servicios financieros.


Por estas horas, un gran pelotón de empresas apura sus planes para lanzar su propia billetera virtual y así acceder a un negocio claramente dominado por Mercado Libre (con Mercado Pago) y en el que también buscan un lugar las redes de cajeros automáticos: TodoPago, de Prisma, dueña de Banelco; y ValePEI, la alternativa de Link. 

Se trata de las redes de cobranzas extrabancarias, que irrumpieron en los '90 como una "ventanilla" para abonar facturas de servicios sin tener que hacer fila en un banco ni en la oficina de la prestadora. Rápidamente se expandieron por todo el país –quioscos, locutorios, supermercados y múltiples espacios– y viven un momento de gran esplendor.

De hecho, Rapipago es la franquicia más exitosa en lo que va del año, con más de 600 aperturas, superando incluso a las gastronómicas. Según CAECEIS, cámara que agrupa a las empresas de cobranzas extrabancarias, el sector goza de excelente salud y números que impresionan:

- 20 millones de clientes mensuales

- 15.000 puntos de atención

- $960.000 millones de recaudación anual

- 25.000 empleados directos e indirectos

- 6.000 servicios para abonar

Así, las compañías de este segmento ya tienen en marcha sus aplicaciones para que el efectivo –su principal negocio– se digitalice y poder ofrecer por sus plataformas servicios de valor basados en la tecnología. El objetivo: crecer en un mercado en etapa de expansión.

Cobrar con la app

Con más de 4.500 bocas de expendio en todo el país y 20 millones de transacciones mensuales, Rapipago ultima detalles para presentar su propia billetera virtual.

"Grupo Gire está lanzando, desde su nueva compañía fintech IUNGAM, la app Rapipago como evolución de la experiencia transaccional del mundo físico de las sucursales", revela a iProUP Amorina Gil, gerente de Unidad de Negocios IUNGAM.

De acuerdo con la ejecutiva, la aplicación permitirá abonar servicios, recargar el celular y la SUBE y realizar transferencias a otros usuarios. También tendrá asociada una tarjeta prepaga Mastercard. 

"Se podrá activar su versión virtual desde la app y abonar suscripciones o compras digitales sin esperar que llegue el plástico por correo", completa la ejecutiva.

Otra de las empresas del sector que apuesta a las billeteras virtuales es Plus Pagos, de ASJ Servicios, una firma del Grupo Petersen dedicada a desarrollar diferentes proyectos fintech.

"A partir de la posibilidad de abrir cuentas virtuales, ofrecemos esta billetera digital para facilitar la inclusión financiera. Las personas pasan mucho tiempo en su hogar con el celular en la mano y les podemos brindar acceso a los servicios bancarios", afirma a iProUP Alberto Murad, gerente general de ASJ Servicios.

Al igual que el resto de las billeteras, el usuario puede cargar dinero en la cuenta virtual, transfiriendo desde un banco o desde la red de Plus Pagos, que posee unos 800 puestos. También pueden configurarse tarjetas de débito y crédito.

Provincia NET, que posee más de 2.000 bocas en territorio bonaerense, también se está trabajando "en un modelo de pago vía billetera", según señalan a iProUP desde la compañía.

"Se podrán hacer pagos en las redes o escaneando códigos de barras en algunas facturas. Todo va hacia el modelo chino, donde no hay tarjetas, sólo WeChat", agregan.

El próximo jugador que se unirá al club será Cobro Express, una red con alta presencia en el litoral, con más de 1.700 puntos de cobranzas que procesan 3 millones de operaciones mensuales por más de u$s3.500 millones.

"Todavía estamos discutiendo el nombre que tendrá. Estará integrado con una tarjeta prepaga y permitirá transferencias entre usuarios", remarca a iProUP Ignacio Picatto, gerente comercial de Cobro Express.

Quien brillará por su ausencia es Pago Fácil. "En la actualidad, nuestra estrategia está enfocada en brindar toda la capacidad y red a las billeteras móviles a través de alianzas con Mercado Pago, PIM, Ualá, Cencosud y Naranja; y en Bancos Digitales como Brubank, Rebanking y próximamente Wilobank", señalan a iProUP desde la compañía.

Es que, justamente, los primeros servicios que añaden estas billeteras consiste en la posibilidad de abonar boletas y retirar efectivo a través de la tarjeta de débito. Este último negocio genera entre el 15 y el 20 de la recaudación de las compañías. Pero van por más.

Ecosistema completo

Al igual que Mercado Pago, estas aplicaciones apuestan a integrar en su plataforma prestaciones como la posibilidad de abonar compras escaneando códigos y ofrecer servicios bancarios, como préstamos y seguros. Para ello, además, las redes de pago aprovechan las sinergias con otras empresas del grupo paraguas.

A partir del pedido del Banco Central de la interoperabilidad de los QR, es decir, que el código que ofrezca la billetera de una compañía pueda ser compatible con la billetera de otra. Así, se evita que comercios y consumidores tengan que instalar más de una.

"En esta primera etapa, el beneficios es 30% de descuento en todas las compras con cierto tope mensual. Entre los comercios adheridos se destacan estaciones de servicio y supermercados en Santa Fe, Entre Ríos, Santa Cruz y San Juan", afirma Murad.

Por el lado de los locales, también la propuesta apunta a mejores tiempos de acreditación de fondos con respecto a Mercado Pago. "Tenemos un plazo de 10 días para crédito y 48 horas para débito, aunque estamos yendo en algunos casos a una transferencia inmediata", acota el directivo.

Además, hay negociaciones con una empresa de procesamiento de pagos para que "sus 300 terminales de cobro puedan desplegar los QR de los comercios y los usuarios puedan leer la billetera". Por su parte, la aplicación de Rapipago no tendrá esta función desde el arranque, pero Amorna Gil asegura que "está en el evolutivo de producto".

En el caso de Cobro Express, están sellando algunas alianzas con comercios, pero se aceptará en los comercios de la cadena de artículos que forma parte del mismo grupo. Luego se irá expandiendo a otros locales.

"Se va a poder leer el QR en las cajas de Megatone con el dinero en cuenta virtual o con lo que hayas precargado en la prepaga", anticipa Picatto, quien remarca que la app también servirá para otorgamiento de créditos.

Según Murad, de Plus Pagos, su billetera también permite "dar préstamos, seguros y alta de cuenta bancaria". Todo esto es posible aprovechando la integración con las entidades regionales que forman parte de Grupo Petersen: los bancos Santa Fe, Entre Ríos, Santa Cruz y San Juan.

"Desarrollamos las apps para el primer depósito remoto de cheques con una foto con el aval del BCRA. También tenemos un producto de firma electrónica que se lo vendimos a cuatro bancos (uno de ellos, nacional), a Mercantil Andina y a Fiat", completa el directivo de ASJ Servicios.

Esto lo pueden ofrecer gracias a una interfaz de programación de aplicaciones (API) que ofrecen a otras compañías que quieran operar una billetera con marca blanca, terminales de autoservicio para carga de SUBE y celulares para quioscos y hasta la red de cobranzas Red Virtual.

Rapipago también posee vínculos con los bancos: los accionistas de Gire SA, empresa dueña de la marca y de la transportadora de caudales Ducit, son el Santander y el HSBC. Esto les permitirá aumentar la base de clientes y su portfolio de servicios.

"Con nuestros bancos accionistas estamos trabajando en la prebancarización de segmentos a través de la educación financiera simple y ágil, que permita ayudar a la integración social. También estamos diseñando productos en conjunto, como créditos o seguros, para ampliar la oferta de valor", adelanta la ejecutiva de IUNGAM.

Si bien las transferencias en Argentina son gratuitas, las empresas también apuntan al envío y recepción internacional de fondos. En este sentido, Cobro Express posee la marca Transfery y la habilitación ante la Unidad de Información Financiera (UIF) como compañía de remesas.

Para ello, tiene como partners a grandes jugadores globales como Xoom (de PayPal), MoneyGram y Ria, entre otros. Por lo tanto, es posible enviar y recibir pagos desde cualquier agencia de Cobro Express y también se podrá realizar desde la app con una tasa de entre 3 y 5% a cargo del remitente de los fondos.

En caso de Pago Fácil, también ofrece este servicio a través de Western Union y puede integrarlo en aplicaciones de terceros. Al igual que su competidor, la comisión varía según el "corredor" (países entre los que se realizan las operaciones) y en promedio alcanza el 1,8% de la transacción.

Sueldos y jubilaciones

Las billeteras de estas compañías ofrecen cajas de ahorro vinculadas a una Cuenta Virtual Uniforme (CVU), el equivalente fintech de la Clave Bancaria Uniforme (CBU) que utilizan los bancos.

De esta forma, se habilita el intercambio de fondos entre instituciones financieras tradicionales y virtuales. Además, da la posibilidad de actuar como medio de pago de la ANSES para los pagos a beneficiarios de jubilaciones, pensiones y planes sociales.

"Estamos evaluando la acreditación del sueldo en la cuenta del cliente", afirma Murad, quien agrega que están en negociaciones con el ente previsional. Se trata de un negocio interesante ya que –según el directivo– les "genera una opción de fondeo".

El organismo que dirige Emilio Basavilbaso invitó a varias billeteras virtuales para bajar los costos en comisiones que cobra el Correo Argentino para aquellos beneficiarios que están lejos de una sucursal bancaria. Mercado Pago ya arrancó la prueba piloto con 300 personas y la segunda en hacerlo fue la del Grupo Petersen.

"Vamos a salir en septiembre, en una localidad de Santa Fe que tiene entre 50 y 300 beneficiarios de las becas y asignaciones universales. Tenemos un plan a tres años que estimamos en 250.000 clientes, de los cuales cerca de 80.000 serán de ANSES", revela Murad, de Plus Pagos.

¿Por qué las redes de cobranzas avanzan hacia su digitalización, a pesar de que su negocio histórico es el manejo de cash? Picatto tiene la respuesta y está en la transformación: "Entendemos que el negocio del efectivo tradicional va a migrar al dinero electrónico".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario