BCRA lanza Leliqs a 14 y 21 días y empieza a operar Letras del Tesoro en el mercado secundario - Dolar Paralelo Hoy - Precio del Dolar, Euro y Real en Argentina

Post Top Ad

16 ene. 2020

BCRA lanza Leliqs a 14 y 21 días y empieza a operar Letras del Tesoro en el mercado secundario

La semana que viene el BCRA planea emitir las nuevas letras. Además, comenzará a operar en el mercado secundario de Letes para construir una curva de tasas


En los próximos días el Banco Central dará un giro en su política monetaria, con un alargamiento en el plazo de sus letras y una participación activa en el mercado secundario de las Letes que emite Hacienda. El objetivo de Miguel Pesce no es sólo extender la duración de los títulos del organismo monetario sino comenzar a crear una curva de tasas en pesos entre los distintos tipos de letras.

El primer paso para alargar el plazo de las Leliqs -que hoy es de 7 días- lo dará el Directorio, en su reunión semanal de hoy, al otorgarle facultades al presidente de la entidad para que sea él quien vaya definiendo fechas con las subastas de letras de plazos más largos.

Este aval no será oficializado en ninguna normativa ya que es una decisión interna que no impacta en bancos ni en ninguno de los actores del sistema financiero. "Lo que se va a comunicar después es que se van a ir extendiendo los plazos, seguramente a partir de la semana que viene", explica una fuente del organismo monetario.

Si bien en el horizonte de Pesce está el objetivo de llevar el plazo de la Leliq de 7 días a 28 días, la idea es ir de manera progresiva y comenzar con letras de 14 y 21 días. Lo que aún no tienen definido en el BCRA es si la semana que viene empiezan a licitar las Leliq de 14 días, las de 21 días o ambas. Sí, en cambio, ya está decidido no salir todavía con la letra de 28 días de plazo.

Al mismo tiempo que extiende el plazo de las Leliqs, y empalmando las licitaciones con los vencimientos, el BCRA irá espaciando las fechas de las subastas, con el objetivo de hacerlas una vez por semana.

Letras largas, mercado secundario líquido 

De todos modos, con el objetivo de darle liquidez a las nuevas letras y que los bancos sigan usándolas para administrar su necesidad de pesos, la mesa de dinero del Central va a operar de manera activa en el mercado secundario de Leliq, algo que ya les había adelantado Pesce a los banqueros en una reunión que mantuvieron antes de fin de año, tal como anticipó iProfesional.

"Lo que nos dijo es que va a garantizar que haya un mercado secundario líquido, para que haya contrapartes, lo que hace que ante cualquier necesidad de liquidez podamos desarmar Leliqs", comentó una fuente estuvo presente en Reconquista 266.

En el informe "Objetivos y planes respecto del desarrollo de las políticas monetaria, cambiaria, financiera y crediticia para el año 2020", la nueva cúpula del Central ya había adelantado su idea de extender los plazos de las Leliqs junto a su crítica a la gestión anterior.

"Se ha incrementando notoriamente el riesgo de administración de pasivos del BCRA a partir de la reducción el plazo medio de la deuda del banco desde un máximo de 100 días en 2017 hasta alrededor de cinco días en la actualidad", explicaba el informe. Las letras del BCRA comenzaron pagando una tasa efectiva anual de 79%, alcanzando un pico de 132% en septiembre y se ubicaron a principios de diciembre en 85%, agrega. Actualmente la tasa de referencia está en el 52% anual y el mercado espera para hoy un nuevo recorte por parte del organismo monetario.

"La futura estrategia de absorción de excedentes monetarios propenderá al alargamiento de plazos y a la reducción de su costo", adelantaba el BCRA en el informe.


El timming de Pesce para salir ahora con las nuevas Leliq no es casual. En febero Hacienda enfrenta vencimientos por el equivalente a casi 3.000 millones de dólares en bonos de Ley Argentina y Letras en pesos y quiere que en unas semanas el mercado secundario ya tenga profundidad. Además, ese es el mes en que estacionalmente el BCRA suele empezar a absorber los pesos que la economía demandó en diciembre y en enero para evitar que termine impactando en la inflación.

La mesa del Central, más activa

En paralelo a estas nuevas letras que podrían debutar la semana que viene, desde el próximo lunes el BCRA empezará a hacer Operaciones de Mercado Abierto (OMA, como se las define en la jerga) con las Letras del Tesoro (Letes) emitidas por Martín Guzmán, tal como anticipó iProfesional. En concreto la únicas Letes que va a comprar y vender la mesa de dinero del Central son las que fueron colocadas durante la nueva gestión, o sea con fecha de emisión posterior al 10 de diciembre.

"La idea es ir extendiendo el plazo y no solaparnos con el Tesoro", explican en el Central dando a entender que el plazo de la Leliq no va a ir mucho más allá de los 28 días. "Ahí es donde tenemos que trabajar con Finanzas no emitir a los plazos que ellos van a emitir las letras", agregan.

Así, desde el lunes 20, el BCRA jugará un rol muy activo en la rueda del Mercado Abierto Electrónico (MAE), por donde se canalizan la mayor parte de las operaciones con Letes. Estas operaciones, que también fueron adelantadas por Pesce en las reuniones que tuvo con los banqueros de ABA (los bancos de capital extranjero) y con los de ADEBA (los bancos privados nacionales).

"Es algo que hacen los bancos centrales de todo el mundo y la idea es que el BCRA se sume a esa tendencia", aseguró el titular del BCRA a los banqueros en esos encuentros. El justificativo que dio fue la necesidad de hacer un "nacionalismo monetario" para poder generar una curva de tasas en pesos y defender el valor de la moneda local.

Con esas palabra Pesce les dejaba en claro que, en caso de ser necesario, saldría a marcar la cancha comprando Letras del Tesoro, algo que en distintas oportunidades realizó la mesa de dinero del BCRA, pero siempre de manera discrecional y sin un objetivo concreto de política monetaria.

"El BCRA quiere dar una señal para que los bancos vayan sustituyendo Leliqs por los títulos que coloque el Tesoro y que eso le permita la reconstrucción de la curva en pesos", explica un economista. Con eso, además, reduce la presión que la emisión monetaria puede generar sobre la brecha cambiaria y ayuda al fisco a ir rolleando los vencimientos de deuda, agrega.

A poner el hombro

En esas reuniones, Pesce también les pidió a los banqueros que ellos mismos sean más activos en las licitaciones de Economía, tanto para cartera propia como para sus clientes. Esto último es algo que los bancos habían dejado de hacer después del reperfilamiento de Letras que realizó Hernán Lacunza y que impactó de manera directa en los Fondos Comunes de Inversión.

"El país necesita construir una curva de tasas en pesos, y en eso necesitamos el aporte de ustedes", le dijo Pesce tanto a la cúpula de ABA como a la de ADEBA, como una manera de pedirle que "pongan el hombro" aportando oferta en las subastas de Letes.

Después de esa reunión, en todas las licitaciones que realizó Guzmán el sector privado mostró fuerte interés en las letras, lo que le dio margen no sólo para ir renovando los vencimientos sino también para recortar la tasa que paga sobre Badlar.

Según el cronograma de Economía, el lunes 27 será la próxima colocación de Letras del Tesoro, algo que tiene "el objetivo de continuar construyendo una curva de rendimientos consistente con las políticas de deudas oportunamente comunicadas y con el objeto de brindar mayor previsibilidad a su ejecución", según aseguró Economía en el comunicado de prensa.

Con las Operaciones de Mercado Abierto con Letes, el Banco Cetral no sólo ayuda a la confección de una curva de tasas sino que además le sirve para administrar la liquidez del mercado. Cuando el BCRA cree conveniente inyectar pesos a la eocnomía compra una letra, con lo cual en su hoja de balance expande base monetaria e incorpora títulos en sus activos. Por el contrario, cuando quiere absorber liquidez vende esas letras y retira pesos del mercado.

Algunos de los bancos centrales que realizan Operaciones de Mercado Abierto con títulos soberanos son la Reserva Federal de Estados Unidos o el Banco Central de Brasil, que no emiten letras y usan los títulos públicos de corto plazo para marcar la tasa de referencia. Eso explica en gran parte por qué la deuda bruta de Brasil es alta, pero la deuda neta -donde se descuenta lo que está colocado intrasector público- es baja y también es la contraparte de que la mayor parte de su endeudamiento es en reales, ya que lo tiene con el BC brasileño.

Depósitos UVA precancelables

Otra medida que tomará hoy el Directorio será habilitar la posibilidad de hacer plazos fijos atados a UVA precancelables, con el objetivo de garantizarle una tasa real positiva al ahorrista, pero sin la obligación de que inmovilice el dinero por un largo plazo.

En rigor, el plazo mínimo que hoy tienen los depósitos a tasa fija más UVA es de 90 días, lo que hace que no sean tan atractivos para los inversores. La justificación que daba Federico Sturzenegger cuando lanzó estas colocaciones era que un plazo menor generaría volatilidad y mucha especulación, con subas en los depósitos en los meses de inflación alta y desarme de los mismos cuando se desacelera el índice de precios.

Ahora, lo que va a disponer hoy el Directorio, será obligara los bancos a que permitan precancelar el depósito a partir de los 30 días, otorgándole al ahorrista un rendimiento a tasa fija. En ese sentido, el BCRA va a establecer hoy un piso nominal para esa tasa de "precancelación" y cada entidad podrá decidir el interés que termina ofreciendo a sus clientes.

En la práctica, al momento de concertar un plazo fijo atado a la inflación, el banco le deberá informar al cliente no sólo cuál es la tasa que pagan sobre UVA sino también cuál es el rendimiento fijo que cobraría si desarma el depósito a partir de los 30 días.

"Si uno quiere cobrar UVA más el interés que pague el banco, el plazo mínimo seguirá siendo de 90 días. Pero si alguien quiere cancelarlo después de los 30 días va a recibir una tasa fija y no la tasa con UVA", sostienen en el BCRA.

Hoy los bancos pagan entre 0,5% y 1,5% más UVA, una sobretasa que en algún momento llegó a estar por encima del 6%.

La medida del BCRA busca darle atractivo estas colocaciones que hasta ahora no lograron despertar el interés de los grandes inversores y mucho menos el de los pequeños ahorristas. De los $1.279.815 millones que hay en plazos fijos del sector privado, apenas $27.838 millones corresponden a los depósitos atados a UVA, de los cuales sólo $3.188 millones son de menos de un millón de pesos.

De a poco, y mientras aguarda la inminente designación del vicepresidente y de más directores, la nueva cúpula del Banco Central comienza a tomar medidas que apuntan a reactivar el crédito al sector privado.

Respaldado por un cepo cambiario que literalmente les ata las manos a la demanda de dólares, el organismo monetario avanza con la baja de tasas, comienza a generar una curva en pesos y fomenta el otorgamiento de préstamos a pymes con un recorte en los encajes. Habrá que ver cómo reaccionan los bancos y si empiezan a trasladar los recortes en la tasa de referencia al interés que cobran por sus créditos, algo que hasta ahora no está pasando.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad