La incertidumbre por la deuda no cesa: el Riesgo País se acerca a los 2.100 puntos y caen los bonos - Dolar Paralelo Hoy - Precio del Dolar, Euro y Real en Argentina

Post Top Ad

13 feb. 2020

La incertidumbre por la deuda no cesa: el Riesgo País se acerca a los 2.100 puntos y caen los bonos

Tras el discurso de Martín Guzmán en el Congreso, caen hasta 5% los bonos de la deuda argentina en el "premarket" de Estados Unidos


El riesgo país de la Argentina subía este jueves casi un 7%, y se ubica en los 2.071 puntos básicos, es decir 117 unidades más que en la víspera. Esto ocurre en una jornada financiera caliente en la que la incertidumbre por el pago de la deuda es cada vez mayor, en especial luego de la exposición del ministro de Economía, Martín Guzmán, en la Cámara de Diputados.

El indicador de JP Morgan mide el diferencial de la tasa de retorno de los bonos del Tesoro norteamericano frente a emisiones emergentes similares.

De acuerdo a este parámetro, un título público de la Argentina a 10 años debería ofrecer un rendimiento por encima del 20% anual en dólares para ser aceptado en los centros financieros.

Así, el ritmo de las operaciones del jueves aparece como desfavorables para los intereses argentinos. Mientras que los índices futuros de las bolsas de Nueva York registran un 0,7% en baja, anticipando una toma de ganancias en los principales mercados, Brasil vuelve a profundizar la devaluación, con un dólar que en el país vecino roza los 4,37 reales, un máximo histórico.

En tanto, los bonos de la deuda soberana argentina caían hasta 5,18% en las cotizaciones previas a la apertura del mercado financiero y bursátil de Wall
Street.

El papel Bopom 20 bajaba 5,18%, seguido por otros títulos que retrocedían entre 0,99% y 2,22%, según las cotizaciones registradas en la preapertura del mercado.


En el plano local se adiciona una compleja coyuntura por la incertidumbre que despierta el plan del gobierno de Alberto Fernández para abordar los vencimientos de la deuda soberana.

Tampoco fue alentador el discurso de Guzmán en el Congreso de la Nación, dado que anticipó una "reestructuración profunda" de la deuda y que esto generará "frustración" en los acreedores, al tiempo que rechazó políticas de ajuste fiscal en momentos en que el país se encuentra atravesando el segundo año de recesión.

En su exposición, el titular de la cartera de Hacienda responsabilizó al Fondo Monetario Internacional (FMI) por la crisis económica y de deuda doméstica, debido a las políticas de ajuste fiscal que impulsó en coordinación con el gobierno de Mauricio Macri durante 2018 y 2019.

Esto ocurrió el mismo día que arribó a Buenos Aires una misión del FMI para iniciar conversaciones con los funcionarios del Palacio de Hacienda respecto de sus políticas económicas, en una semana en la que el Gobierno declaró desierta una licitación de bonos del Tesoro y reperfiló de manera unilateral el pago de capital del bono Dual (AF20).

Las reuniones con los enviados del organismo se extenderán hasta el próximo 19 de febrero.

"Con el FMI se viene dando un creciente entendimiento mutuo. "Parte de las discusiones que tenemos son las premisas del acuerdo con el gobierno anterior, frente al programa de nuestro Gobierno", enfatizó Guzmán.

En la actualidad, el Gobierno busca reestructurar una deuda superior a los u$s100.000 millones, de los cuales, unos u$s44.000 millones corresponden al FMI, que es el principal acreedor del país.

En ese contexto, el presidente Alberto Fernández considera que estos pasivos son insostenibles.

"Es necesario que haya una reestructuración de deuda profunda. Está claro que va a haber frustración por parte de los bonistas", explicó Guzmán.

Ante este panorama, una nota de JP Morgan advirtió que "la demanda de activos locales sigue siendo baja en medio de las discusiones sobre la reestructuración de la deuda" y mantuvo "una postura neutral sobre el peso argentino y los activos domésticos".

Por su parte, un reporte de la consultora Invecq añadió que "más allá de cuán exitosa sea la renegociación de la deuda en cuanto a la quita o la extensión de plazos, la sostenibilidad de la deuda en el mediano plazo continuará dependiendo de estos dos factores: la trayectoria fiscal y la trayectoria de exportaciones. El equipo económico debería procurar no interrumpir la lenta recuperación de las exportaciones que se observa desde el año 2016".

La dura advertencia de Guzmán a los fondos de inversión extranjeros

"No vamos a permitir que fondos extranjeros nos marquen la pauta de la política macroeconómica", advirtió el ministro Guzmán, al exponer en la Cámara de Diputados sobre la renegociación de deuda.

El titular del Palacio de Hacienda desarrolló los lineamientos principales del análisis de sostenibilidad de la deuda pública, cronograma y futuro de la deuda pública argentina.

Dijo que la Argentina "vive una profunda crisis económica y social. El país padece una carga de deuda insostenible que, de no resolverse, profundizaría el descalabro macroeconómico y el descalabro que el país ha venido experimentando".

Guzmán dijo que "en los últimos 2 años 465.000 argentinos han entrado en situación de indigencia. La pobreza ha aumentado desde 2017 al 2019 del 28.6% al 35.4% y sigue escalando. Más de 2 millones de personas han caído bajo la línea de pobreza en los últimos 2 años. El producto cayó en 3 de los últimos 4 años. La caída acumulada es superior al 4.5% en los últimos 2 años".

Señaló el producto industrial "se viene desplomando. La inflación alcanzó el 52,9% en 2019. Año a año ha habido una divergencia muy fuerte entre las metas de inflación anunciadas de lo que fue la inflación".

Sostuvo que en los últimos dos años hubo un "brutal crecimiento de la deuda pública", y precisó que esta pasó "del 52.6% del PBI en 2015 al 88,8% en 2019", al alertar que "al país lo pisa la carga de deuda".

"Los países con estas crisis no salen hasta que les dejan de pisar la posibilidad de crecer. Es una condición absolutamente necesaria para romper una dinámica de recesión que se profundiza sacarse de encima esa carga de deuda que no se puede pagar", afirmó.

Dijo que esto es "la consecuencia de que hubo en esquema económico que en cierto momento generó optimismo en los mercados internacionales y que resulto muy lejos de ser exitoso para darle consistencia a un proceso de desarrollo. Es la consecuencia, sencillamente, de un colapso muy fuerte de un esquema económico".

Tras reiterar que la deuda es "insostenible" anticipó que el país se encamina a una reestructuración profunda y admitió que esa renegociación causará "frustración en los acreedores".

Consideró que "los escenarios que están planteando no suenan tan optimistas, pero sí realistas. La situación es dura, si se dejase la inercia recién en 2026 la economía podría alcanzar el equilibrio fiscal".

Agregó que "en 2020 no es realista ni sostenible una reducción del déficit fiscal. No se está apuntando a esto".

"Los responsables de la deuda somos todos. Los bonistas que arriesgaron y el Fondo", afirmó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad