Vencen deudas corporativas: por qué puede ser una bomba para el mercado del dólar - Dolar Paralelo Hoy - Precio del Dolar, Euro y Real en Argentina

Post Top Ad



21 ago. 2020

Vencen deudas corporativas: por qué puede ser una bomba para el mercado del dólar

Mientras el Gobierno debate el endurecimiento del cepo, las empresas podrían demandar hasta u$s28.000 millones en un semestre con una plaza seca de divisas


Mientras en el Gobierno analizan y discuten arduamente si mantendrán vigente el cupo para comprar hasta 200 dólares por persona por mes –por el temor a la salida de entre 1.000 y 1.500 millones de dólares mensual de las reservas-, hay un punto, acaso más grave, en el que nadie parece haber reparado: la deuda en dólares de las empresas.

Y el dato no es menor, ya que hasta marzo de 2021 hay vencimientos de deudas emitidas en dólares por alrededor de 28.000 millones de dólares. Y si las empresas pretenden comprar esos dólares a precio oficial, la demanda de divisas será mucho mayor a la que generen millones de ahorristas particulares.

El dato surge del último Balance de Pagos del INDEC, que registra las deudas emitidas durante el primer trimestre del año, es decir, aquellas que se tomaron hasta el 31 de marzo pasado. Es un indicador al que en estos días de dólares escasos se está siguiendo con particular interés en las gerencias financieras.

Según esa información, las empresas argentinas que le pidieron prestado a una entidad u organismo no residente en la Argentina (bancos extranjeros, sus casas matrices en el exterior o colocaron ONs en dólares a acreedores internacionales) tomaron deuda por 30.772 millones de dólares. 

En rigor, de ese volumen que informa el INDEC el 90% fue emitido en dólares, con lo cual la cifra baja a 27.695 millones. De todas maneras, en el actual contexto es un monto que podría preocupar al Banco Central y al Ministerio de Economía, los dos actores que debaten por estos días que hacer con el cepo al dólar y la demanda de divisas. 

Es cierto que no toda la deuda que las empresas han emitido durante el primer trimestre del año necesariamente deberá ser pagada en tiempo y forma, porque muchas veces las compañías necesitan y logran refinanciar esas deudas, postergando los pagos para más adelante. De hecho, algunas empresas ya pudieron hacer un roll over de la deuda que tenían, que vencía en dólares en los próximos meses. 

Pero otras, tal vez temerosas de que el actual nivel del tipo de cambio no pueda mantenerse por mucho tiempo, preferirán cancelar antes que seguir con obligaciones dolarizadas por otro año.

Esto implica que el endeudamiento del sector privado podría generar una demanda divisas en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) que resulte significativo a la hora de medir las reservas del Banco Central. 

"El problema son los dólares que las empresas necesitan para pagar sus deudas", sostuvo el economista Salvador Di Stefano en diálogo con iProfesional. Y recordó que, si bien las deudas que vencen hasta fin de marzo de 2021 suman 30.772 millones de dólares, en realidad "el stock de deuda de las empresas emitida en dólares suma 72.340 millones de dólares".


Se refería a la deuda tomada por empresas argentinas no financieras (es decir, que no son bancos) con una entidad o prestamista que no es residente en el país. 

Tras el acuerdo por el canje, Guzmán quiere recrear un mercado de crédito en pesosTras el acuerdo por el canje, Guzmán quiere recrear un mercado de crédito en pesos

Cómo se compone la deuda

Cuando se analizan estos números en las planillas del Balance Cambiario que publica el INDEC se observa que hay varios caminos por los cuales una empresa puede haber tomado fondos prestados: colocación de Obligaciones Negociables, créditos bancarios, préstamos de la casa matriz (en el extranjero) a una filial en la Argentina, y por último los créditos y anticipos comerciales, es decir, la prefinanciación de exportaciones que habitualmente las empresas que exportan consiguen afuera. 

En el corto plazo, la prefinanciación de exportaciones es lo que más pesa a la hora de mirar los vencimientos a corto plazo, ya que suman 25.674 millones de dólares. Es porque habitualmente este tipo de créditos se toma para exportar materia prima y se cancela cuando se materializó el pago de lo que se exportó. 

En cambio, la cifra disminuye cuando se mira los vencimientos a corto plazo de los préstamos, ya que de este tipo de deudas sólo vencen 3.867 millones hasta fines de marzo de 2021. Y cuando se observan los vencimientos de títulos de deuda (ONs en el sector privado) suman apenas 935 millones entre el 1 de abril de este año y el 31 de marzo del año próximo. 

La deuda emitida a través de la colocación de ONs aumenta sustancialmente cuando se miran a largo plazo: allí representan 11.615 millones de dólares, pero incluso allí el impacto que puedan tener en la demanda de dólares dependerá de si poseen un bono bullet (los intereses se van amortizando pero el capital se paga al final) o si son convertibles en acciones.

Estas alternativas le podrían quitar presión al tipo de cambio oficial, ya que implicarían que las empresas demanden menos dólares para pagar sus deudas. 

"Cuando las empresas deben pagar sus deudas, si pueden terminan yendo contra el Banco Central porque tratan de comprar los dólares al precio más barato posible, y esto significa comprarlo a precio oficial, pero no siempre las dejan", dijo un experimentado operador del mercado. Y recordó que a Pampa Energía el Central le indicó que utilizara los dólares que tenía en existencia o que comprara divisas a través del "contado con liquidación", mientras que a IRSA le permitieron pagar su deuda comprando dólares en el MULC a precio oficial. 

Claro está que ahora hay un factor que juega a favor, aunque más no sea por un cambio de expectativas. Luego de la reestructuración de la deuda soberana por el acuerdo de Martín Guzmán con los acreedores, el panorama aparece más despejado, ya que se amplían las posibilidades de muchas empresas de hacer algo similar con sus deudas: refinanciarlas. 

Los vencimientos de deuda privada se concentran justo en un momento en que el Gobierno quiere restringir al máximo la demanda de dólaresLos vencimientos de deuda privada se concentran justo en un momento en que el Gobierno quiere restringir al máximo la demanda de dólares

¿Es mucho o es poco?

"En los próximos cuatro años, las ONs emitidas en dólares representan una deuda total de 16.000 millones de dólares", estimó Claudio Zuchovicki, economista y gerente de Desarrollo de Mercado de Capitales de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.


Y observó que se trata de un volumen relativamente pequeño cuando se lo compara con otros rubros de salida de divisas: "La amortización completa de esas deudas, representará una necesidad de cubrir unos 4.500 millones de dólares por año", una cantidad de dólares que los ahorristas particulares podrían demandar en apenas tres o cuatro meses, si continúan comprando de a 200 dólares como lo hicieron en julio y lo están haciendo en agosto. 

El problema sigue siendo la falta de dólares en el mercado. Porque a pesar de que la balanza comercial es positiva (se exporta más de lo que se importa, y quedan dólares a favor), siguen sin alcanzar para cubrir la demanda y, al mismo tiempo, preservar los dólares de las reservas del Banco Central. 

"En los primeros seis meses de este año, se registraron exportaciones por 27.389 millones de dólares mientras que las importaciones fueron por 19.292 millones de dólares. Así, el resultado de la balanza comercial fue de 8.097 millones de dólares positivos", señaló Salvador Di Stefano. Y recordó que "en el segundo semestre del año pasado, el resultado de la balanza comercial fue de 10.356 millones de dólares, pero hay que tener en cuenta que muchos exportadores adelantaron sus liquidaciones después de las PASO por temor a que el gobierno entrante aumentara las retenciones a las exportaciones". 

Así, Di Stefano coincide con otros economistas que advierten que será muy difícil repetir los números del segundo semestre del 2019 en la segunda parte de este año. "Las exportaciones de la segunda mitad del año pasado son irrepetibles", aseguró. Y consideró que lo más probable es que el Gobierno "apunte a restringir las importaciones, sobre todo si observa que las exportaciones no aumentarán demasiado". 

Con esos vaticinios pesimistas sobre el ingreso de dólares por exportaciones, en coincidencia con un incremento de las compras de divisas por parte de los ahorristas, la noticia que viene una ola de vencimientos de deuda corporativa es una de las peores que puede recibir el Gobierno. Y es un factor que se suma al análisis para determinar nuevas medidas de restricción para el acceso al mercado cambiario.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad