El Gobierno evalúa los próximos pasos para controlar la inflación: ¿terapia de shock o gradualismo? - Dolar Paralelo Hoy - Precio del Dolar, Euro y Real en Argentina

Post Top Ad



6 ago. 2021

El Gobierno evalúa los próximos pasos para controlar la inflación: ¿terapia de shock o gradualismo?

La inflación volvió a ser un dolor de cabeza y el Gobierno se vio obligado a tomar medidas puntuales y polémicas para lograr una desaceleración


En el equipo económico tienen la expectativa de que la inflación de julio cerró por debajo del 3%. Sería la primera vez en diez meses. La última vez que estuvo por debajo de esa línea fue en septiembre del año pasado, cuando se empezaron a aflojar las rigurosas restricciones por la pandemia.

Desde entonces, la inflación volvió a ser un dolor de cabeza y el Gobierno se vio obligado a tomar medidas puntuales y polémicas para encontrar, finalmente, una suave desaceleración.

En el gabinete económico volvieron a revisar al alza la pauta de inflación para este año. Primero fue cuando se desechó el índice de 29% escrito en el Presupuesto 2021. Ahora se fijó, siempre intramuros, que la inflación anual se situará entre 42% y 43%.

Los últimos registros del Indec dan cuenta de una inflación interanual del 50%.

Un ministro del área le dijo a iProfesional que en los últimos meses del año, la inflación se situará no más allá del 2%, y que este 2021 cerrará no más allá del 43%.

Para el año que viene, ese mismo ministro asume que el índice de precios bajaría al 35%.

En el equipo económico tienen la expectativa de que la inflación de julio cerró por debajo del 3%

La pregunta que a esta hora se formulan la mayoría de los economistas del sector privado refiere a la consistencia de este proceso. Si efectivamente la economía está en el camino hacia la desinflación. O si los precios volverán a explotar en poco tiempo.

El hecho de que el ancla para los precios sean básicamente el valor del dólar y de las tarifas ponen serias dudas sobre la solidez de la dinámica. ¿Cuánto tiempo más podrán mantenerse congeladas las tarifas? ¿Cuánto tiempo aguantará la cotización del dólar corriendo bien por detrás de la inflación?

Ahí están, blanco sobre negro, las profundas limitaciones del "plan" para bajar la inflación.

Eso sí: Guzmán y los demás ministros económicos descreen de los planes de shock. "No hay que esperar eso para después de las elecciones", dice uno de esos ministros en su diálogo en off the record con iProfesional.

La cuestión de si la Argentina debería aplicar una terapia de "shock" -al estilo "Plan Austral"- para bajar drásticamente la inflación quedó instalada en el gremio de los economistas ante la aceleración inflacionaria, en plena pandemia.

La Argentina, según el diagnóstico mayoritario, ya quebró la inercia del 25%-30% que rigió hasta mediados de los ‘10 y no puede bajar del rango 40%-50%, con el peligro de una aceleración a una híper.

Ese temor también existe en el equipo oficial, aunque los funcionarios no quieren reconocer la situación en público, en plena campaña electoral.

En el gabinete hay consenso en que no habrá una terapia de shock una vez que pasen las elecciones. "No sería efectiva", sugiere un funcionario clave de la administración económica a iProfesional.

El argumento es el siguiente: una política de shock, intentando un freno de mano a la carrera de los precios, "no sería efectiva".

Básicamente porque hoy existe en la economía un movimiento dispar de precios. Por un lado hay precios que se mueven libremente pero hay varios rubros que tienen sus valores congelados.

El caso más notable es el de las tarifas (luz, gas y transporte público en el AMBA) tuvieron un aumento de 7% a 9% hace un par de meses pero no cambiarán por lo menos hasta el año que viene.

Sobre el futuro de las tarifas en luz y gas, en el gabinete crece la postura de que no haya una suba para todos los segmentos de la sociedad. Los funcionarios sostienen que habrá sí o sí una segmentación.

Volviendo al tema de la inflación, en el equipo oficial creen que si se aplicara un freno global (al estilo "Plan Austral" o "Convertibilidad"), como la dinámica actual es desigual, un congelamiento generalizado provocaría un desorden "no buscado".

"Eso provocaría demandas de parte de los sectores que están congelados o bajo control estatal, lo cual le quitaría posibilidad de éxito a esa medida de shock. Acá no estamos como en 1985 o en 1991, con todos los precios subiendo a la vez. Los movimientos son dispares y hay que tomarlo en cuenta a la hora de analizar nuestros próximos pasos", comenta un alto funcionario del gabinete económico.

Clave para controlar la inflación: que haya dólares

Para el equipo oficial, la clave para desacelerar la inflación pasa por asegurar el abastecimiento de dólares.

Para el equipo oficial, la clave para desacelerar la inflación pasa por asegurar el abastecimiento de dólares

La apuesta es a que, una vez pasadas las elecciones de noviembre, finalmente se firme el acuerdo con el Fondo Monetario. "Lo más importante ya está acordado, pero la decisión política fue aplazar los tiempos del acuerdo hasta pasadas las elecciones", confía el funcionario, clave en el elenco oficial.

La visión es que la inflación en la Argentina "no es de demanda" sino que está inflada por las expectativas, en un escenario en donde no se puede asegurar la paz cambiaria por la escasez de divisas.

"El acuerdo con el FMI va a generar confianza en ese sentido; a todos les va a quedar en claro que en la Argentina no faltarán los dólares para salir adelante", dice el funcionario.

Como dice el propio Guzmán en público, en el gabinete aseguran que "no habrá una devaluación" después de las elecciones. "Básicamente porque el tipo de cambio actual sigue siendo competitivo. Lo que faltan son dólares para pagar la deuda, pero esas divisas alcanzarán cuando haya acuerdo con el organismo", insiste el funcionario.

En el gabinete económico, los propios ministros descuentan que habrá una decisión política de acordar apenas pasen las elecciones generales de noviembre. Que Cristina Kirchner ya dejó en claro que no habrá default, y que se firmará.

Desde la mesa chica del Ministerio piden "prestar especial atención" a la próxima cumbre de presidentes del G20, en Roma, el 30 y 31 de octubre.

"El arreglo con los acreedores privados llegó después de que Alberto Fernández recibiera el respaldo político en una cumbre del G20. Esta vez podría suceder algo así", dice un funcionario del equipo económico a iProfesional, sin dar más precisiones.

Enfrente, en la Casa Rosada, otro funcionario admite la preocupación por las tensiones en el mercado cambiario.

A esta altura, a menos de 40 días de las PASO y a poco más de 100 de las elecciones generales, el Gobierno parece sólo aspirar a que no estalle el mercado cambiario.

Fuente: https://www.iprofesional.com/economia/344876-esta-es-la-receta-para-derrotar-a-la-inflacion-segun-guzman

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad